• Génesis Pache

Semáforos destruidos, primera vista de visitantes a este destino


El deterioro de los semáforos en esta zona turística de Verón-Punta Cana continúa acrecentándose con el paso del tiempo. La falta de mantenimiento ha hecho que las estructuras metálicas luzcan a medio caer.


Los enajenados mentales que deambulan por las calles de esta localidad se han dado a la tarea de colgar de los metales que componen estos señalizadores decenas de artículos de plásticos. Algunos de los choques que se han escenificado en estos semáforos han dejado consecuencias tales, que todavía se puede observar en las estructuras metálicas.


Los encargados de reparar estos daños son las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) a través de su departamento de Mantenimiento Vial. La situación de estos semáforos viene empeorando desde finales del año pasado, pues no se les han hecho los arreglos pertinentes.

Cuando los cronómetros se detienen o se ven afectados de alguna forma, técnicos acompañados de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) realizan las reparaciones de lugar.


Al principio, cuando estos semáforos fueron instalados, varias placas de metal color negro recubrían las estructuras, pero con el paso del tiempo y el deterioro empezaron a caer y no fueron reemplazadas. Actualmente se encuentran en esta situación el semáforo de Los Manantiales, Coco Loco y Friusa.

Publicidad