• Redacción Bavaro News

Pupilo dice que transportistas están rumbo a la quiebra


La Asociación Dominicana de Transportistas Turísticos (Adotratur), entidad que ofrece el 85 por ciento de todos los traslados de turistas en el destino Bávara-Punta Cana informó que sus miembros se encuentran en una profunda crisis económica que podría llevarlos hasta la quiebra, debido a que se encuentran sin operaciones tras el cierre de las actividades turísticas hace seis meses, debido a la pandemia del COVID 19.


Ante esa tétrica situación, el líder sindical Manolo Ramírez (Pupilo) manifestó que es urgente la intervención del gobierno del presidente Luis Abinader, para garantizar que no desaparezcan las 35 empresas que se agrupan en Adotratur y que cuentan con mil 600 autobuses y microbuses 


Pupilo explicó que el mayor problema de los transportistas turísticos es que no puede cumplir con los pagos a los bancos, pese a que algunos han hecho flexibilizaciones, pero no hay ingresos para abonar al capital, ni pagar los intereses.


Detalló que en la actualidad ese grupo de empresas tienen dos mil 500 empleados, de los cuales 2,402 se encuentra en el Fondo de Asistencia Solidaria al Empleo (FASE) recibiendo solo 8,500 pesos cada mes, lo que no les alcanza para subsistir.


Al respecto, Delio Rivas, vicepresidente de Adotratur, aclaró que no están pidiendo nada al gobierno que apenas lleva unos 40 días, sino que aspiran a que el presidente acuda en auxilio del destino Punta Cana, para cuando el turismo internacional reinicie sus operaciones, los transportistas estén en condiciones de poder reintegrarse.


A Rivas le preocupa también la situación de sus empleados, los cuales se encuentran suspendidos, recibiendo un subsidio del gobierno, pero que las empresas no se encuentran en condiciones de reintegrarlos.


Eduardo López, gerente de Bávaro Monumental, indicó que la situación de    su empresa es la de una paciente en cuidados intensivos, que requiere atenciones urgentes.


Expresó que tiene 528 empleados en FASE I y que solo se encuentran laborando en un 4 por ciento.


“De aquí a diciembre debe haber una definición para este sector, porque los bancos siguen cobrando y hay compañeros a los cuales ante la imposibilidad de pagar les han quitado autobuses” resaltó.  


En iguales condiciones se encuentra Transporte Lijajoma, cuyo representante José Martínez Areché dijo que se encuentran cerrado al 100 por ciento debido al COVID 19 y el descalabro del turismo.


“Esta empresa si de aquí a diciembre no hay una definición, vamos todos al descalabro total, porque no tenemos como pagar los compromisos financieros” indicó.


Mientras que Daniel González, gerente de Transporte González consideró que en este momento lo más importante es que el gobierno garantice el empleo y las empresas, para cuando hay que servir al turista.

“Lo más importante es mantener el empleo y las estructuras, para cuando haya servicios los transportistas estemos en condiciones de reintegrarnos nuevamente”.


Los miembros de la Asociación Dominicana de Transportistas Turísticos (Adotratur) expresaron su apoyo a las medidas dispuestas por el gobierno para la reactivación del turismo, pero aclararon que sus autobuses no se movilizan con turistas locales, sino con los viajeros internacionales, que no hay fechas ciertas para que empiecen a venir en grandes cantidades.

Publicidad