• Mildred Mejia

Prudencia de las Palabras...

Justamente hace unos días conversaba con alguien sobre la prudencia que debemos tener al hablar con los demás, especialmente cuando queremos llamarle la atención a alguien por algún tipo de actitud o comportamiento, no todas las personas reciben la información de la misma manera.

Tenemos que aprender a tener la capacidad de conocer a nuestro o nuestros interlocutores, cuando hablamos ya sea en público o de forma personal, y es que los mensajes hay que darlo claro según la capacidad de cada cual, recuerden que dependiendo la forma en que usted se exprese pues su público/interlocutor entenderá el mensaje.


¿Que pasa cuando quiero hacer una corrección a alguien y no quiero que me mal interprete?

Usualmente no todo el mundo acepta de una forma positiva las correcciones, decimos que nos gusta la franqueza/honestidad, pero cuando alguien emite una opinión sobre nosotros rápidamente salimos a la defensiva, ya sea porque no reconocemos ciertos comportamientos en nosotros mismo o simplemente no estamos acostumbrados a que se practique con nosotros la honestidad; esto es un camino de doble vía, pues cuando no aceptamos la critica que bien puede ser constructiva o no, nos damos cuenta en ese instante que no nos conocemos, el tener que venir alguien a corregir lo que nosotros debemos por demás saber que está mal en nosotros es algo que debemos analizar, pues esto indica claramente la poca relación que puedes o podemos tener con nuestro yo interno, cuando ocurre lo contrario el comportamiento es distinto y reconocemos rápidamente que la otra persona está en lo cierto respecto a nuestro comportamiento. Procura siempre crear un ambiente optimo y a solas al momento de llamar la atención de alguien, pues de esta manera tu interlocutor agradecerá que no divulgues su falta y sus lazos ya sea de amistad o familiaridad podrán estrecharse un poco mas creando un ambiente de confianza.

Importancia de ser prudente con las palabras

Debemos aprender a ser personas de buen trato, tener don de gente y esto incluye se prudentes con las palabras, pues cada quien tiene sus propias guerras internas y externa, es de suma importancia aprender a ser personas afables de modo que esto refleje la forma en como conversamos y nos expresemos de los demás incluyendo a nosotros mismo, esto, aunque usted no lo crea dice mucho de usted. Una persona prudente en cuanto a la forma de expresarse hacia los demás y con los demás denota su nivel de educación, clase y la forma en que ha sido educado/a, resalta los valores y las buenas actitudes y costumbres que posee como buen ciudadano, es la mejor forma de abrir puertas hacia el éxito.

Finalmente, queridos amigos, la prudencia no solo es buena en las palabras sino en sentido general es una virtud que todos debemos desarrollar, esto fomenta las buenas relaciones con usted mismo y con los demás, es aprender analizar y observar en silencio todo cuanto pasa a su alrededor pudiendo canalizar y resolver de una forma diferente los problemas del día a día más sabiamente.

“El ignorante ataca con la boca, el sabio se defiende con el silencio”

Gandhi

¡Hasta la próxima!

Mildred Mejía,

Coach.

Entradas Recientes

Ver todo

Niños en Casa en tiempos de Cuarentena...

En esta ultimas semanas hemos estado abordando el tema de niños en casa en tiempo de pandemia por diferentes medios tanto de comunicación, así como por redes sociales a manera de colaboración con aque

Duelo Migratorio

Desde hace siglos la migración es uno de los fenómenos que más desestabiliza la vida de muchas familias en el mundo, esto debido a una búsqueda incesante por mejorar algún tipo de condición que bien p

No Solo Motivación...

Algunas situaciones de la vida nos hacen tocar fondo visualizado el panorama en el que nos encontramos y en el que realmente deseamos estar, es justamente en ese momento cuando comprendes que tu vida

Publicidad

Carretera Veron-Punta Cana, próximo al cruce de Verón, Grupo de Medios EB, La Altagracia, República Dominicana

En colaboración con Naranja China 2020