• Jean Garrido

Nuevos protocolos marcan posible inicio de las GL


La Romana. Luego de varias semanas se ha intensificado el debate entre los dueños de equipos de las Grandes Ligas representada por el comisionado Rob Mafred y el presidente de la Asociación de Jugadores Profesionales, Tony Clark, para buscar un bajadero acerca de si se inicia o no la temporada de béisbol, la cual fue paralizada por la pandemia.


De una parte, los dueños de los 30 equipos pertenecientes a Grades Ligas entienden que la temporada debe ser acortada a no más de 82 partidos, debido al retraso, algo que los jugadores entienden perfectamente y que les reducirá parte de su salario, ya que cobran por partidos jugados en la temporada.


Una temporada sin fanáticos, según la misma MLB, le costaría diariamente alrededor de 640 mil dólares, por lo que a su parecer estarían pagando alrededor de un 89% de sus márgenes, única y exclusivamente al pago de jugadores, por lo que también exige que un porciento de esos 82 juegos los peloteros reduzcan una parte de sus ganancias.


POLÉMICA


Esto ha traído cierta polémica y uno de los que ha sacado al frente ha sido el lanzador Blake Snell, de los Rays de Tampa Bay, quien afirmó estar totalmente en desacuerdo con esas medidas económicas para salvaguardar la temporada de este año. La misma postura han asumido los jugadores Nolan Arenado, de los Colorado Rockies, y Bryce Harper, de los Phillies de Philadelphia.


“Estoy arriesgando mi vida al jugar en estas condiciones. Si no es al 100%, pues no”, indicó el lanzador a un medio de prensa norteamericano.


Se filtró durante la semana una lista de los protocolos de salud que se implementarían en caso de oficialmente iniciar con la temporada, dentro de las que se destaca que se prohíbe a los jugadores escupir al terreno, las peleas, discusiones, conversaciones entre coaches y corredores, entre otros puntos.


Los equipos podrán contar con 50 jugadores cada uno bajo este plan. El número activo para cada juego se negocia todavía. Queda prohibido portar grandes envases de agua, utilizar el sauna, el baño de vapor, la piscina o la cámara de crioterapia.


Se recomendará a los equipos realizar sus reuniones al aire libre y con los jugadores separados a una distancia segura.


Algo que ha agudizado esta crisis en que vive el béisbol a causa del COVID-19, ha sido la suspensión de forma definitiva de las Ligas Menores por la temporada 2020, que deja sin empleos a muchísimos jugadores de béisbol.


Mientras que ambas partes se ponen de acuerdo para tomar una decisión sobre el inicio de las Grandes Ligas, la cual ha sido complicada reiniciar por lo largo de su temporada, los salarios de lujo y una pandemia que aún se desconoce a medida que pasan los meses.

Publicidad