• Jean Garrido

Las propuestas turísticas de Luis Abinader vislumbran un futuro de grandes retos


La pandemia de coronavirus ha paralizado el mundo y cuando Luis Abinader, el presidente electo de la República Dominicana, presentó en enero pasado sus propuestas para el turismo dominicano, con su visión y metas para lograr mayor crecimiento, la covidianidad no estaba entre el estilo de vida de los dominicanos. Dentro de esas propuestas está la de crear más de 25,000 nuevas habitaciones hoteleras, para así lograr crear más de 100 mil nuevos empleos en el sector.


Para lograr eso, Luis Abinader estableció que era importante diversificar el turismo dominicano en varios polos turísticos nacionales y trabajar en cada uno de ellos de forma individual.


Al resaltar la importancia de la diversificación, el aquel entonces candidato presidencial, identificó proyectos puntuales, como la construcción de 3 mil habitaciones hoteleras en la zona turística de Pedernales, el desarrollo de dos puertos multimodales en Barahona y Manzanillo, la instalación de un gran centro de convenciones en Santo Domingo, y dos grandes parques temáticos al estilo Disney o Universal Studios, que a su juicio cambiarían el perfil turístico del país.


No obstante, su mandato presidencial, en caso de que no gane una reelección, tendrá un periodo de tan solo cuatro años, de los cuales al menos dos de ellos estarán sumidos en reestructuración y recuperación económica.


El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo (Asonahores), Andrés Marranzini, recientemente aclaró que el turismo necesitará unos 18 meses para lograr su recuperación en República Dominicana.


Según datos del Ministerio de Turismo, en pleno auge del turismo dominicano, desde el año 2011 hasta el 2018 se crearon alrededor de 14 mil habitaciones hoteleras, logrando recibir la cifra récord de 6 millones 568 mil 888 turistas en el 2018.


No obstante, Luis Abinader y su equipo, entre los cuales está Joel Santos, ex-presidente de Asonahores y coordinador de la parte turísticas del Gabinete Presidencial de Luis Abinader, se enfrentarán a una realidad que solo presentará obstáculos para la ejecución de sus propuestas.


“Las propuestas que nosotros establecimos siguen estando intactas”, explicó Joel Santos y agregó que, no obstante, “es necesario crear una especie de antesala en donde en primer lugar se debe evaluar la realidad sanitaria dominicana y que, en segundo lugar, se deberá enviar un mensaje en que los protocolos que se han trabajado con el sector privado, se han seguido perfeccionando y que muestren la debida señal de confianza”.


Joel Santos también especifica que el sector turístico se enfrentará a unos 18 o 24 meses de recuperación y que para lograr eso se deberá establecer ciertas medidas que ayuden a que la industria se mantenga en pie. “Nuestras instituciones financieras deberán generar capital de trabajo lo suficientemente necesario para que las empresas grandes y pequeñas puedan mantenerse durante ese proceso de recuperación”, explicó Santos.


Además, Joel Santos especificó que se deberá tomar medidas con el sector eléctrico sobre el costo que representa ese apartado a las empresas turísticas y, además, establecer medidas fiscales, como eliminar el pago de los anticipos para promover la estabilidad en las empresas.


“Tanto Luis Abinader como su equipo, nos sentimos completamente confiados en realizar una buena gestión en el sector turístico, porque por primera vez estaremos estableciendo una visión de políticas públicas que estarán trabajadas por dos equipos económicos.



Publicidad

Carretera Veron-Punta Cana, próximo al cruce de Verón, Grupo de Medios EB, La Altagracia, República Dominicana

En colaboración con Naranja China 2020