• Mildred Mejia

La felicidad no está en el otro

Hablar de felicidad parece un tema simple y poco complejo, sin embargo, cuando tienes una persona en frente y le miras a la cara mientras le preguntas ¿qué es para ti la felicidad?, pues el semblante de la persona en cuestión cambia radicalmente mientras él o ella rebuscan en su mente este concepto que deberíamos tener todos claro.


Conversando con algunos amigos/as, me dicen que la felicidad es un estado de ánimo, otros comentaban que la mejor manera para ser feliz es vivir a plenitud y en libertad, hacer cosas que sean de nuestro agrado, situación de satisfacción, éxito, placer, que no puede ser compleja, paz mental y espiritual, salud física y mental, ver nuestros hijos crecer sanos y saludables, alguien me dijo que la felicidad no es absoluta, que puede ser algo transitorio, yo le agregaría que mi felicidad no puede depender de otros, aunque influenciará para ser más feliz, no puedo depender totalmente de alguien para tales fines.


Según mi larousse, la felicidad es una situación del ser para quien las circunstancias de su vida son tales como las desea.


Dicho esto, entonces la felicidad depende de las circunstancias en que estemos, como han comentado muchos, pero difiero en que mi felicidad no puede estar sujeta a esta en su totalidad, ya que existen muchos motivos por lo que podemos ponerle un alto a diversas situaciones que no nos llevan a ella; por ejemplo muchas veces vivimos en un círculo vicioso donde lo único que encontramos es infelicidad y lo sabemos y no hacemos nada para que esto cambie; entonces ¿a cambio de que yo debo vivir una vida infeliz?, ¿ qué nos obliga a estar donde no queremos estar?, ¿qué estoy haciendo hoy para cambiar mi realidad mañana?, y surge la gran pregunta: ¿qué es lo peor que puede pasar si doy ese gran paso hacia lo que sería mi felicidad?


El mundo cambia, las personas vivimos evolucionando, sin embargo, los mismos miedos de un siglo atrás son los mismo con los que lidiamos hoy en día, es por ello que los libros de superación personal, felicidad y demás de hace una o varias décadas atrás aun nos proporciona herramientas para los problemas que teníamos ayer y sigue latente hoy en día. ¿A caso involucionamos?

Ser feliz depende de lo que tu hagas o decidas ser o hacer, esto debería ser un derecho no una obligación, más bien una construcción que se logra accionando, es tu responsabilidad y debes ser capaz de encontrarla, estar pleno, sereno, libre contigo, es tu propio camino, no el camino de otros.

Finalmente, queridos amigos, la felicidad no siempre estará al lado de otros, todo lo contrario, si no eres capaz de ser feliz tú solo/a es imposible que lo seas con alguien más. Es increíble que una persona pueda estar años de su vida siendo infeliz simple y puramente por miedo a la soledad, se puede estar feliz estando solos, conociéndose y haciendo cosas que quizás con alguien más sería una pura ilusión; y es que lamentablemente todo lo que a ti te hace feliz no puede hacer feliz al otro y viceversa, sólo cuando te encuentres contigo mismo y te conozca a profundidad sabrás que es lo que verdaderamente te hace estar y ser feliz.


“¿Pero qué es la felicidad, salvo la simple armonía entre una persona y la vida que lleva?”

Albert Camus

¡Hasta la próxima!

Mildred Mejia,

Coach.

Publicidad

Carretera Veron-Punta Cana, próximo al cruce de Verón, Grupo de Medios EB, La Altagracia, República Dominicana

En colaboración con Naranja China 2020