• Génesis Pache

Infraestructura vial de la zona turística, el gran reto del nuevo ministro de Obras Públicas


El deterioro de la infraestructura vial de la zona turística de Verón-Punta Cana es uno de los principales retos que deberá enfrentar el recién designado por Luis Abinader como ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Deligne Ascensión.


El deterioro empieza por el Bulevar Turístico de esta localidad, donde metros y metros de las barandas han sido destruidos por choques y no se han reparado. Además la improvisación en el cierre de los cruces que tantos accidentes y muertes han causado es otro de los puntos a tomar en cuenta.


El Bulevar Turístico además tiene una serie de hoyos que se han ido acrecentando en los últimos años y que se acentúan más con la caída de material de la construcción de los camiones que por allí transitan.


El deterioro de los semáforos en las principales intersecciones cada día es peor y por años no han sido intervenidos por las actuales autoridades. Sus piezas caen regularmente y se observan torcidos en algunos puntos producto de los choques que han sufrido.


Las avenidas principales de este destino preferido por millones de turistas representan un verdadero dolor de cabeza. La Avenida Barceló es un rosario de hoyos desde que inicia en el cruce de Verón hasta que termina próximo al complejo hotelero de este mismo nombre.


En igual condición de deterioro está la avenida Alemania, Italia y España de la zona hotelera de Bávaro. Hace poco más de una semana se inició el bacheo en la Avenida Alemania, pero solo se repararon poco menos de 10 metros. Estos hoyos han sido causantes de decenas de accidentes y han cobrado la vida de personas que se desplazaban a través de estas avenidas.


Cabe destacar que las mismas han sido bacheadas en varias ocasiones y al poco tiempo los huecos vuelven a aparecer. Según el ingeniero vial Vladimir Martínez para que una vía se reconstruya nueva debe tener el pavimento totalmente deteriorado por fatiga. Agrega que siempre hay opciones de reciclarlo, esto dependiendo de las condiciones de los materiales.


Dijo que “en realidad cuando las fallas son puntuales o por tramos pequeños lo recomendable es hacer un bacheo y si es necesario un recapeo de capa de rodadura (asfalto) a todo lo largo de la vía”. Un reto de suma importancia que también deberá enfrentar el nuevo incumbente del Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones (MOPC), es el de las vías alternas.


Producto de la gran cantidad de personas que viven y laboran en esta zona hay horarios en la mañana y en la tarde donde las largas filas de vehículos entaponan lugares como el cruce de Verón y de Los Manantiales.


Una solución que expertos han aportado es la de crear vías de acceso que descongestionen la carretera Verón-Punta Cana. Este deberá ser uno de los principales trabajos que realice el nuevo ministro. Por el momento hay vías como la de Domingo Maíz que permanecen prácticamente intransitables por su mal estado.

Publicidad