• Jean Garrido

Disputa salarial deja en cuerda floja la temporada 2020 de Grandes Ligas


  • El tema del COVID-19 es una variable de consideración, según la liga varios jugadores han dado positivo.

  • Los planteamientos entre MLB y la Asociación de Jugadores recuerda los casos surgidos en 1990.

La temporada de Grandes Ligas corre el riesgo de no llevarse a cabo después de que fracasaron las negociaciones entre los equipos y el sindicato de peloteros sobre cómo dividir el dinero en una campaña demorada por la pandemia del coronavirus, informó el comisionado Rob Manfred. La liga también anunció que varios jugadores han dado positivo a COVID-19.


Dos días después de que el presidente del sindicato Tony Clark declaró que cualquier negociación futura sería inútil, el subcomisionado Dan Halem envió una carta de siete páginas al principal negociador del sindicato, preguntándole si la asociación si cesarán su amenaza de presentar acción legal e informen a MLB para anunciar una fecha para reportar al campo de entrenamiento y un calendario de temporada regular.


Se trata tan sólo de la más reciente escalada entre ambas partes, y una batalla preliminar en las negociaciones sobre el acuerdo colectivo de trabajo que expira el 1 de diciembre de 2021.


El pasado sábado, los peloteros tacharon de inútil continuar la negociación con las Grandes Ligas e indicaron que los dueños deberían ordenar de forma unilateral que se inaugure la temporada pospuesta por el coronavirus, lo que podría desatar largos litigios y una nueva guerra laboral en el béisbol.


Desde entonces, las hostilidades han alcanzado los niveles de la década de 1990 durante el intercambio de propuestas. MLB asegura que los equipos no pueden costear el jugar sin aficionados y pagar los salarios prorrateados que acordaron en marzo, en el que incluyeron la cláusula de negociaciones “en buena fe” ante la posibilidad de jugar en estadios vacíos o en sedes neutrales.


Publicidad