• Julio González

Denuncian que nuevos módulos de Playa Macao pretenden ubicar vendedores que no son de esa zona


Algunos de los propietarios de restaurantes de Playa Macao han mostrado su preocupación ante presuntas intenciones del Ministerio de Turismo, de ubicar a personas que no son de esa área en los módulos que actualmente se construyen para los comerciantes que desde hace varios años ofertan sus productos en este litoral.


Mery Rodríguez, dueña de un restaurant de Playa Macao, expresó que a varios de los actuales propietarios de establecimientos se les ha restado espacio para darle un bloque a personas que incluso no han hecho vida en el área costera. “A ningún collalero hasta el momento no se le ha dicho dónde va a ser su ubicación y eso es otra inquietud.


No queremos que después de una larga lucha por Playa Macao ahora quedemos sin nada y queremos justicia para todo el que ha hecho vida en esta zona”, indicó.


Rodríguez destacó que en la playa hacen vida vendedores artesanales y que quienes están a cargo de la obra de construcción de los módulos les informaron que en el bloque 2, se contempla la creación de cinco mesas y actualmente hay 11 destinadas a la comercialización de artesanías.


Señaló que requieren que la arquitecta Maribel Villalona, directora de Planificación y Proyecto del Ministerio de Turismo, explique más detalles sobre las ubicaciones de vendedores. Igualmente, Franklin de la Rosa, otro de los representantes de los restaurantes, indicó que no hay exactitud en la información sobre los módulos y quienes son las personas que la van a conformarlos.


“La idea es poder tener un dialogo con las autoridades competentes porque no queremos que se cometan injusticias con todo este tema de las ubicaciones a vendedores”, precisó. Las obras que adelanta el Ministerio de Turismo en Playa Macao incluyen construcción de kioscos ligeros tipo cabañas, donde estarán los vendedores de restaurantes, así como la creación de vías peatonales.


Además, se construirán paseos con madera en la playa cumpliendo todo los requisitos ecológicos, pondrán sombrillas de cana, contarán con jardinería y se regeneraría una parte de los manglares que hace casi dos años fueron afectados por el vertido de líquidos contaminantes.


Este medio intentó comunicarse con la arquitecta Maribel Villalona, directora de Planificación y Proyecto del Ministerio de Turismo, pero no contestó las llamadas.

Publicidad