• Génesis Pache

Crecimiento de Verón ha creado un sinfín de barrios desorganizados


  • La carencia de una planificación urbanística, ha provocado que no se pueda controlar el crecimiento desmedido de esta zona turística.

  • En poco menos de unos kilómetros cuadrados, existen hasta tres barrios con juntas de vecinos independentes.

  • El gobierno aún no tiene un plan para regular este desorden urbano.

Desde que el paraje Verón-Punta Cana fue declarado como Distrito Municipal Turístico el 27 de junio del 2006 se inició así un gran crecimiento, que al no regularse desde ese momento se ha convertido en todo un caos organizacional.


El Distrito Municipal Turístico Verón-Punta Cana quedó constituido en ese momento con dos secciones, primero la de Juanillo con sus parajes Cabo Engaño, La Salina, la Cuevita y Suero, y la segunda El Salado con sus parajes Bávaro, Cortecito, Cabeza de Toro, Arena Gorda, Macao y Uvero Alto. También contaba en ese momento con más de 15,000 habitantes.


En el 2016 con la publicación Tu Municipio en Cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) se estableció que la cantidad habitantes de esta localidad era de 43,982 pero hasta la fecha las autoridades locales han establecido que esa población había subido al menos a los 100 mil habitantes. Dado el crecimiento económico que ha tenido este distrito una gran cantidad de personas llegan hasta aquí en busca de trabajo, lo que hecho que los sectores y barrios que se han ido formando crezcan de manera descontrolada.


Actualmente, según el registro que llevan las Juntas de Vecinos, existen en este distrito unos 47 barrios repartidos en cuatro polígonos. Pero esa cantidad no abarca a por lo menos tres o cuatro barrios que se han formado en los últimos años.


Mientras que la Oficina Técnica de Planeamiento Urbano de la Junta Municipal Verón-Punta Cana tiene registrado solo 32 de esos lugares, y el conteo abarca barrios y sectores.


No se tiene una división exacta entre cuales son los sectores y cuáles son los barrios que los componen, esta medición no la tienen ni la Unión de Juntas de Vecinos ni la Junta Municipal.


El Polígono I está conformado por al menos 25 barrios, el Polígono II por 8, el Polígono III por 6 y el Polígono IV por 7. En la mayoría de las ocasiones están demasiado cerca un sector de otro y solo les divide una calle.


Los visitantes no tienen forma de saber en qué sector están y cuando pasaron deuno a otro, pues a estos no les colocan ningún distintivo o letrero que especifique su nombre y área.


En Verón-Punta Cana hay sectores que cuentan con tres y cuatro barrios, todos con un área muy pequeña y no delimitada. La falta de organización ha llevado a que en esos barrios los espacios verdes, calles y aceras sean inexistentes.


Abundan los callejones con poco espacio, sin nombres, numeraciones y demás. No existen registros de cantidad de casas o personas en cada uno de ellos ni la posibilidad de saber quiénes se han ido o quienes se han mudado.


Sectores viejos-nuevos

Fundado en 1977, el barrio de Cristinita es uno de los más viejos de Verón-Punta Cana

Cuando se empezaron a formar los sectores en Verón-Punta Cana, en los años 1970 aproximadamente, se nombraban según la persona propietaria de esos terrenos y que inició la venta de los mismos.


En esos años eran pocos los barrios que se habían empezado a formar, dentro de ellos se encontraban Barrio Nuevo, Cristinita y Ensanche Punta Cana (conocido también como la Doble Vía o Domingo de la Cruz).


Estos sectores antes mencionados cuentan ya con décadas de haber sido formados, mientras que hay otros que apenas se les ha colocado el nombre pero ya tienen calles repletas de viviendas y una gran cantidad de personas viviendo allí. Algunos ejemplos son el barrio de Los Músicos y Doña Cuba.

Bolívar Cristinita, hijo adoptivo de la señora María Cristina (dueña y fundadora del

sector Cristinita en Verón-Punta Cana, uno de los más antiguos) señala que su familia compró esas tierras en el 1977. Según Bolívar el terreno familiar comprado abarcaba unas 460 tareas de tierra. “La difunta hacia obras de caridad por lo que dio solares a personas necesitadas”, narró. Cristina vivió en Cristinita desde el 1977 hasta el 2009 cuando murió. Según contó Bolívar ese sector se fue formando con la venta de solares a personas que venían desde Juanillo a comprar.


Bolívar expresó que cuando él y su familia llegaron aquí el primer lugar que se había formado era Barrio Nuevo y luego Cristinita.


Actualmente el sector de Cristinita tiene el barrio de Cristinita I, Don Polo (nombrado así en honor al hermano de Marian Cristina), y otra propiedad que aún no se ha abierto a la venta. Bolívar dijo que no tienen identificada la cantidad de casas ni de personas que están residenciando en ese lugar actualmente.


Un barrio prácticamente nuevo que se formó hace muy pocos años es el de Doña Cuba. Elizabeth Mella, ex integrante de la Junta de Vecinos de ese barrio y una de las primeras residentes de ese lugar, señaló que Doña Cuba lleva ocho años formándose.


Comentó que este nombre se le colocó debido a que la esposa del señor Melton Flores, propietario de los solares, se llama así “Cuba”, entonces en honor a ella se nombró así.


“Esto (los terrenos) es herencia del padre a los hijos por lo que cada uno de ellos le ha puesto un nombre a su pedazo”, aseguró Mella. Este barrio inició con aproximadamente 60 casas.


Junta Municipal


Según el encargado de la Oficina Técnica de Planeamiento Urbano de la Junta Municipal Verón-Punta Cana, William Melo, el nombre de una comunidad, barrio o sector se coloca vía solicitud de la misma comunidad y Junta de Vecinos a la Sala Capitular.


Melo indicó que antes de la aprobación de los planos para que un lugar se convierta en un barrio o un sector nuevo se hace el levantamiento de calles, aceras, áreas verdes, etc.


"Aquí hay un desorden colosal que ha provocado que los barrios se abran y las personas hayan empezado a construir de forma desordenada"

La presidenta de la Unión de Juntas de Vecinos del Polígono I, Altagracia Poueriet, señaló que desde la Junta Municipal debería de existir una vigilancia, unos técnicos o un personal que se encargue de verificar y dar seguimiento a esos sectores.


Poueriet manifestó que “aquí hay sectores que tu entras por una calle y lo que tu consigues una casa en el medio de esa calle. Aquí hay un desorden colosal que ha provocado que los barrios se abran y las personas hayan empezado a construir de forma desordenada”.


La presidenta de la Unión de Juntas de Vecinos del Polígono I especificó que en esta zona las personas construyen sin solicitar permisos a la Junta Municipal y si no los descubren terminan esas obras y se siguen construyendo con vicios de construcción y con muchas otras situaciones.


Poueriet precisó que las personas de un sector determinado se reúnen y deciden el nombre que le colocaran a esa zona y para que eso tenga validez se debe depositar en la Sala Capitular y celebrarse una sesión para eso.

Publicidad