• Génesis Pache

Ciudadanos crean sus propios retornos en el Bulevar Turístico


El desmonte de las barandas en el Bulevar Turístico del Este es una constante que ha llegado a ocasionar accidentes de tránsito en varias ocasiones, pues los conductores osan de cruzarse de un extremo al otro a través de esos pequeños espacios con tal de no llegar a uno de los retornos más cercanos.


Las acciones irregulares que cometen los conductores ocurren a plena luz del día y en muchas de las ocasiones en frente de los puestos de vigilancia que tiene el personal de la Asistencia Vial del Ministerio de Obras Públicas en esta localidad.


Según el portal de la Red Vial la misión de Asistencia Vial es la de “vigilar, proteger y brindar asistencia vial en las vías vehiculares, instalaciones de peajes, área patrimonial, campamentos, proyectos de obras realizadas y sus expropiaciones; bajo la responsabilidad de este Ministerio; fortaleciendo el Plan de Seguridad Ciudadana”.


Pese a que en el Bulevar siempre se mantiene la vigilancia de la Comisión Militar y Policial del MOPC los conductores no son detenidos a la hora de incurrir en una de estas temerarias acciones. De igual forma, la Policía Nacional y la Policía Municipal no hacen nada al respecto.


Hasta el momento ninguna de las autoridades de esta zona está regulando lo que está sucediendo en el Bulevar Turístico del Este concerniente al retiro de las barandas de algunos puntos específicos. El encargado de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), Minoru Matsunaga, dice que ya hicieron un reporte a Seguridad Vial quienes le dijeron que ya hicieron un levantamiento de la situación de las barandas, principalmente a las que tienen mayor peligrosidad, por lo que están a la espera de que vengan a solucionarlo.


Por esos trechos que se han hecho de forma irregular pasan motores, carros y hasta camiones. Según Matsunaga ya han tenido reportes de accidentes en esas zonas donde las barandas están rotas pero los conductores no dicen que los mismos ocurrieron en esas circunstancias. Destaca que también por los conductores pasar los retornos en vía contraria se han suscitado accidentes de tránsito.


Según Matsunaga se reportan un aproximado de tres a cuatro colisiones de forma mensuales. El encargado de la Digesett señala que “lo que nosotros captamos si lo logramos parar, porque no vamos a provocar un accidente. Si lo logramos parar nosotros los fiscalizamos”, esto referente a los conductores que pasan a través de los espacios dejados cuando se retiran las barandas.


Según dice Matsunaga necesitan más personal para poder hacer esas labores y así detener más conductores de los que comenten estas imprudencias y multarlos como corresponde. En el cruce de Cabeza de Toro, que permanece cerrado, los conductores se han dado a la tarea de hacer un paso improvisado por donde se forman hileras de vehículos tratando de pasarse de un lado a otro. Las malas prácticas de estos conductores son recurrentes y muchas han quedado captadas en imágenes.

Publicidad

Carretera Veron-Punta Cana, próximo al cruce de Verón, Grupo de Medios EB, La Altagracia, República Dominicana

En colaboración con Naranja China 2020