• Julio González

¿Cómo serán las relaciones internacionalesdel recién electo Gobierno dominicano?


El nuevo Gobierno, que encabezará Luís Abinader y su equipo de trabajo durante el periodo 2020- 2024, plantea una política exterior basada principalmente en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales con el vecino país Haití, así como con el principal socio comercial de República Dominicana que son los Estados Unidos de América.


Durante la campaña electoral, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) presentó el programa “Una Política Exterior de Cara al Siglo XXI”, que plantea una mayor interacción del país con el resto del mundo y un efectivo despliegue de la Cancillería, a través del servicio exterior en la consecución de sus políticas públicas, trabajando en estrecha coordinación con las demás instancias gubernamentales.


El documento sostiene que no hay relación más difícil que la que se mantiene con Haití, que a juicio del hoy presidente electo de la República, se caracteriza por una interdependencia compleja, articulada a través de una multiplicidad de actores públicos y privados que influyen, en muchas ocasiones sin coordinación o control de autoridad alguna, sobre el comercio Igualmente, en el contrabando, las inversiones, la migración, los derechos humanos, el tráfico de drogas ilícitas, armas y personas, el medio ambiente, los desastres naturales, el crimen organizado y la delincuencia, los controles sanitarios, las remesas y tantos otros temas de vital importancia para las dos naciones.


“En reconocimiento de la ceñida vecindad, hay que estar conscientes de que las políticas internas de ambos países impactan directamente sobre la relación bilateral y que, por tanto, requieren la intervención estatal para corregir o mitigar los conflictos que de estas puedan surgir.


Muchos de los conflictos son generados por percepciones negativas construidas de ambos lados de la frontera; ideas basadas con frecuencia en falsedades históricas que no toman en cuenta que, por más de un siglo, a pesar de los conflictos, no se han producido confrontaciones que imposibiliten un acercamiento entre los dos países”, plantea el esquema de política exterior del nuevo Gobierno.


En cuanto al tema migratorio, se priorizará una colaboración “estrechamente” con el Ministerio de Interior y Policía y su Dirección Nacional de Migración, así como con el Ministerio de Defensa y todas las instancias nacionales encargadas directamente del tema, para asegurar una política inmigratoria responsable, coherente y firme de ingreso al territorio nacional, así como de expulsión de toda persona que viole o abuse de las leyes migratorias.


EEUU Y LATINOAMÉRICA


Las nuevas autoridades, que asumirán el próximo 16 de agosto, apoyarán activamente al sector privado dominicano, en particular el vinculado a las zonas francas, con el propósito de generar condiciones en EEUU que favorezcan la diversificación del comercio hacia la región y, en particular, hacia República Dominicana.


Se explorarán, además, todas las oportunidades que permitan aumentar las exportaciones dominicanas a este mercado, incluyendo a Puerto Rico. “La política exterior del Gobierno del Cambio colaborará estrechamente con el Ministerio de Turismo en las campañas de promoción que se desarrollen en el exterior, en particular en el mercado de Estados Unidos, de dónde provino en 2019 el 40% de los turistas”, agrega el documento.


Con Centroamérica se consolidarán vínculos históricos y culturales, los cuales han sido ampliados en décadas recientes mediante la adopción de un tratado de libre comercio con Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, en 1998.


Abinader plantea un acercamiento con Belice, ya que este país centroamericano tiene cierta similitud con la situación dominicana: es miembro del SICA y también de la CARICOM. En el caso de Panamá, se estudiará junto con el sector privado, la viabilidad de continuar expandiendo el Acuerdo de Alcance Parcial.


El nuevo Gobierno además buscará un mayor acercamiento con organismos de integración regional, entre ellos:Mercosur, Grupo de Lima, Comunidad Andina y Celac. Asimismo, lograr mayor actividad diplomática con países como Bolivia y Paraguay y mayor efectividad en el reconocimiento de líder opositor venezolano Juan Guaidó, como presidente de Venezuela. La supresión de visado en la mayor cantidad de países es otro de los retos que se

Publicidad