• Jean Garrido

Buenos Aires vuelve al confinamiento estricto por coronavirus


Solitaria, en un día helado de invierno, Buenos Aires volvió este miércoles a la fase más restrictiva del confinamiento que empezó el 20 de marzo, con la intención de frenar los contagios por COVID-19.

Pero a muchos les preocupa que la economía del país sudamericano, en recesión desde 2018, quede diezmada.


“No nos contagiamos de coronavirus, pero con más de cien días de pandemia vamos a quedar locos”, comentó Mirta Blakoviz, una modista de 56 años, que se ha quedado “casi sin trabajo”.


Autobuses que circulan con apenas media docena de pasajeros y fuerte colapso en los accesos viales a la ciudad debido a los controles marcaron la jornada. Las autoridades aspiran a reducir a la mitad el tránsito de personas en esta etapa que se extenderá al menos hasta el 17 de julio.


El uso de tapabocas es obligatorio y las autoridades han prometido aumentar el testeo y el aislamiento de las personas infectadas.


Hasta ahora se renovaron poco más de dos millones de permisos de circulación para trabajadores de actividades esenciales en el área metropolitana de Buenos Aires, en la que habitan unos 14 millones de personas y donde se concentra más de 90% de los nuevos casos de COVID-19 de Argentina.

Publicidad