• Jean Garrido

Brasil, cerca de convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia


Este domingo, en Brasil hubo más muertos por el coronavirus que enEstados Unidos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. El presidente Jair Bolsonarocontinúa minimizando la situación, e incluso este fin de semana acudió a una manifestación a la que llegó con mascarilla, pero luego se la quitó y estuvo cerca de sus seguidores.


No obstante, expertos de la salud advierten que el número total de infecciones confirmadas podría ser mucho más alto que las cifras oficiales, debido a la falta de pruebas realizadas a la población.


Varias regiones del país han entrado en una situación crítica, con los sistemas de salud al borde del colapso por el creciente número de pacientes y la escasez de medios.


El alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, declaró que los hospitales públicos la ciudad más poblada de Brasil estaban al 90% de su capacidad.


El estado de Amazonas es otro de los peor afectados con 20.300 casos confirmados hasta este domingo, según cifras oficiales.


Los expertos están tan preocupados con la velocidad de la propagación y la perspectiva de un escenario tan crítico en los sistemas de salud que ven como única solución una más estricta restricción del movimiento de personas e incluso el confinamiento obligatorio.


Por lo menos seis estados ya han tomado medidas en ese sentido, aunque en algunas de las ciudades dentro de estos territorios las restricciones no son obligatorias.

Publicidad