• Julio González

Autoridades aún no informan sobre la regeneración de playas


A pocos de días de finalizar el primer semestre del año 2020, muy poco se sabe de los avances del Plan de Regeneración de Playas, que está a cargo del Ministerio de Turismo y cuyo objetivo es restaurar varios litorales a nivel nacional, incluidos los ubicados en el Distrito Verón-Punta Cana, afectados principalmente por la erosión.


En el Presupuesto General del Estado de 2019 se contempló un monto de 777 millones de pesos, en el desarrollo de dicho plan. Este año no se destinó ningún fondo para la regeneración de playas y se desconoce qué porcentaje y que tipo de trabajos se ejecutó del dinero destinado en el periodo anterior.


La última vez que se hizo un pronunciamiento en torno a este plan fue el pasado mes de diciembre, cuando el viceministro de Cooperación Internacional del Ministerio de Turismo, Fausto Fernández, reiteró a este medio que el ente reforzaba los aspectos técnicos para poder iniciar la regeneración de playas.


“El plan lleva su ritmo normal, pero ahora mismo estamos en reforzamiento de la parte técnica. Hemos recibido recomendaciones de organismos multilaterales internacionales, que en la parte técnica piden más fortalecimiento”, indicó Fernández en esa oportunidad.


En 2016, al ser presentado este plan, el Ministerio de Turismo calificó de urgente su aplicación, debido al ritmo de erosión acelerado que presentan las playas y el efecto significativo que puede tener sobre la actividad turística.


En Verón-Punta Cana las playas que abarcaría son: Arena Gorda (seriamente afectada por los efectos erosivos), El Cortecito, Cabeza de Toro y Macao.


Una de las informaciones que más se conoce de este plan es que la empresa que ejecutará este plan será Acciona-DC, que de acuerdo al Ministerio de Turismo fue la que ganó la licitación para ejecutar esto, ya que es una compañía especializada en lo que respecta a trabajos técnicos de regeneración de áreas de playas.

Publicidad