• Jean Garrido

A Danilo le faltan cinco días y Abinader presidirá un país en crisis



El próximo 16 de agosto, República Dominicana será el primer país que celebrará una toma de posesión presidencial durante la pandemia provocada por el covid-19. Además, el Partido de la Liberación Dominicana dejará el Poder Ejecutivo luego de 16 años y el Partido Revolucionario Moderno (PRM) tomará el mandato por primera vez en su corta historia.


El domingo será el día en que Danilo Medina deberá ceder su cargo presidencial tras ocho años liderando el Poder Ejecutivo. Durante su gestión, el gabinete presidencial de Medina siempre ostentaba los altos números de aceptación popular que arrojaban algunas encuestas, tanto así que en su reelección del 2016 fue catalogado como "el presidente más popular de América Latina", según el Ranking de Mandatarios de la Consulta Mitofsky.


No obstante, en 2o17 empezaron a salir a la luz varios escándalos de corrupción, entre ellos el de Odebretch y el asesinato de Yuniol Ramírez, quien intentaba sacar a la luz todas las ilegalidades que se cometían dentro de la institución.


Luego de eso, los escándalos no cesaron y el presidente Danilo Medina nunca se pronunció ante esos temas, logrando así, que su alta aceptación popular "se viniera abajo" y todo su gobierno fuera tachado de corrupto.


¿los resultados? el PLD perdió las pasadas elecciones presidenciales, a pesar de haberse creado cierto ambiente de estabilidad económica y bienestar social durante los gobiernos del PLD.


Luis Abinader será presidente pero ¿qué le espera?


Se puede decir con certeza que durante los últimos 20 años ningún presidente había tomado posesión en una situación tan crítica e incierta como vive actualmente la República Dominicana.


El próximo domingo Luis Abinader empezará el mandato presidencial de un país sumido en una crisis sanitaria sin precedente alguno, con un declive económico que detonará en sus manos, un sistema educativo que vislumbra un futuro incierto y un sector turismo que busca recuperarse, pero aún sin grandes resultados.


Luis Abinader y su gabinete, tendrán sobre sus hombros resolver una gran cantidad de casos de corrupción sin resolver, bajo la observación crítica y pesada de un pueblo que ha demostrado que está cansado de la impunidad y la falta de transparencia gubernamental.





Publicidad

Carretera Veron-Punta Cana, próximo al cruce de Verón, Grupo de Medios EB, La Altagracia, República Dominicana

En colaboración con Naranja China 2020