JBavaro Banner 728x90

Iglesia de Dios de Higüey celebra día con la niñez

Escrito por Juan Bautista Rodríguez juan-bautistar@hotmail.com.

La Iglesia de Dios ubicada en el sector La Malena, pastoreada por Roberto Rodríguez, realizó por novena ocasión una actividad dedicada a los niños de ese lugar.

Higüey. La Iglesia de Dios del sector La Malena, pastoreada por Roberto Rodríguez, realizó por novena ocasión una actividad dedicada a los niños de ese lugar. 

La misma se hizo con la colaboración de algunos empresarios y miembros de esa institución religiosa, para llevar salud, educación y alegría a decenas de niños y niñas. 

El pastor Roberto Rodríguez dijo sentirse satisfecho con esta labor social que ha realizado durante nueve años. Ese mismo día hicieron un operativo médico, donde asistieron más de dos mil niños, los cuales fueron llevados por sus padres.

En la actividad les hicieron entrega de medicamentos, les lavaron la cabeza y les cortaron el pelo, al igual que le brindaron almuerzo y realizaron actividades culturales con payasos y artistas cristianos. 

Los organizadores cerraron toda la calle frente a la iglesia, para evitar que los niños fueran atropellados por algún conductor. Cada uno de los feligreses tenía una asignación y una función específica. Unos estaban para preparar jugos y otros el almuerzo, mientras que oros lavaban el cabello y cortaban el pelo.

El pastor Rodríguez le dio las gracias a Rafael Barón Duluc, por su colaboración al gestionar la entrega de más de 700 mil pesos en juguetes, y por la actividad de los payasos para el entretenimiento de los niños.

La ayuda se obtuvo a través de la Lotería Nacional, enviados por Francisco Peña Tavares, administrador de esa institución. Barón Duluc dijo sentirse satisfecho de gestionar esta ayuda al pastor Roberto Rodríguez, porque esta es una labor que contribuye a que los niños compartan con sus amiguitos en el barrio o sector donde se han criado, y que así puedan desarrollarse de forma positiva.

Dijo también que este tipo de actividades ayuda a los niños “que van torcido a tratar de enderezarlos por el buen camino de Dios, ya que muchos padres se descuidan de la crianza de sus hijos, y no le dedican un tiempo para ayudarlos y a compartir con ellos”, indicó Barón Duluc.