JBavaro Banner 728x90

BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Asfaltado irresponsable

Escrito por DR. HERVIDO TAVÁREZ / htavarez2883@gmail.com.

El populismo y el clientelismo político que se ha instaurado a través de los años por quienes dirigen este pueblo, ha permeado la conciencia moral de la mayoría de sus habitantes; sin embargo, esto suma le importancia a estos individuos; pero al final poca o nula utilidad en favor de colectividad.

Un ejemplo de ese populismo y clientelismo, es el asfaltado de las calles de Higüey, cual se ejecuta de manera irresponsable y cruel, debido a que se está agregando más insalubridad a la población. ¿Por qué digo esto? Porque como es posible que en pleno siglo XXI, la provincia La Altagracia, sus municipios y distritos municipales no cuenten con una plataforma sanitaria básica, que garantice de manera adecuada un buen sistema de alcantarillado sanitario, drenaje pluvial, plantas de tratamiento de aguas residuales, acueductos, etc.

Además de que el manejo de la basura se torna insostenible, porque ni siquiera tenemos cultura de reciclaje, mucho menos contamos con plantas procesadoras de basura.

Las heces y orina corren por las calles, imbornales, aceras y contenes de la provincia Altagracia; al parecer son las nuevas y modernas plataformas sanitarias.

La manera en la que se está ejecutando este asfaltado; alegóricamente es como depósitos de colesterol a los pequeños y grandes vasos sanguíneos de nuestro cuerpo; cuando no se le da un tratamiento adecuando y a tiempo, simplemente estos ocluyen y endurecen todo el lumen de los vasos sanguíneos provocando infartos y muertes súbitas. Eso estamos permitiendo los altagracianos en nuestro municipio, un colapso total y por consiguiente una emergencia sanitaria ante la presencia de uno o varios fenómenos de la naturaleza, mismos a los que estamos expuestos casi todo el año.

Las autoridades estatales, sanitarias, legislativas y municipales no están asumiendo su rol, debido a que no ponen atención crítica a esta situación, la misma que es una bomba de tiempo, pudiendo resultar en grandes brotes epidémicos al pueblo altagraciano y al país.