JBavaro Banner 728x90

BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Enfermedad meningocócica

Escrito por DR. HERVIDO TAVÁREZ / htavarez2883@gmail.com.

En los últimos días, en el país se han reportado varios casos de meningococcemia, por lo que esto ha despertado una alerta epidemiológica en el MISPAS y demás organismos involucrados.

Pero ¿qué es la meningococcemia? ¿A cuáles situaciones hostiles nos enfrentamos ante un eventual brote epidémico? y ¿Por qué se encuentran tan preocupadas las autoridades de salud?

La Meningococcemia es una infección bacteriana grave, se le considera una complicación de la meningitis bacteriana. Posee una alta mortalidad que está por encima del 50% de los casos no han recibido tratamiento; además puede dejar como consecuencias secuelas neurológicas permanentes y auditivas como: problemas de aprendizaje y sordera.

La enfermedad es causada por una bacteria llamada Neisseria Meningitidis o meningococo; de la cual existen alrededor de 12 serotipos, por lo que los brotes y el potencial virulento y epidémico serán directamente proporcional al serotipo en cuestión.

Los signos y síntomas de la enfermedad generalmente abarcan: fiebre alta con escalofríos, rigidez de nuca, náuseas y vómitos en forma de proyectil, mialgias, artralgias, confusión mental, fotosensibilidad, erupción cutánea hemorrágica, colapso circulatorio, falla multiorganica y muerte.

Usualmente la bacteria se transmite de persona a persona, a través de gotitas procedentes de la garganta y secreciones respiratorias, lo que la convierte en una entidad patológica altamente transmisible. Su período de incubación es de 2-10 días, con una media de aproximadamente 4 días.

El diagnostico se confirma mediante punción lumbar, obteniendo y analizando líquido cefalorraquídeo.

Cabe destacar que existen personas portadoras de la bacteria Neisseria Meningitidis, esta se aloja especialmente en la faringe. Existen datos estadísticos que hablan de un 10-20% de la población mundial es portadora de la misma; esto no significa que en cualquier momento esa flora bacteriana saprofita podría superar nuestro sistema inmunológico e infectar el cerebro y causar septicemia por vía sanguínea.