JBavaro Banner 728x90

BOULEVARD DE LA MEDICINA PREVENTIVA / Precaución con los agroquímicos

Escrito por DR. HERVIDO TAVÁREZ / htavarez2883@gmail.com.

Se hace impostergable la vinculación directa del pueblo dominicano en los temas troncales que en materia de salud y otros que nos afectan. Recientemente se hizo eco un importante medio de circulación nacional, de una información muy preocupante para el país, es la que se expresa que en un centro educativo de Cenoví, provincia Duarte, unas 18 personas resultaron intoxicadas por la inhalación directa de una sustancia toxica vertida al aire, utilizada para fumigar en una finca adyacente al centro educativo.

Mi preocupación radica en la falta de fiscalización y aplicación de los protocolos pertinentes por parte del Estado dominicano.

Recientemente un connotado patólogo forense dominicano expresó, con mucha preocupación, la gran incidencia de diferentes tipos de cáncer que hay en el país; sin embargo, el Gobierno no tiene respuesta alguna al respecto de este y otros temas que nos competen directamente a todos en igualdad de condiciones.

Los agroquímicos son sustancias utilizadas explícitamente, con el objetivo de fertilizar los cultivos, eliminar plagas y malezas que de alguna manera interfieren directamente en la producción de alimentos dependientes de la tierra. Desde el punto de la salud pública permiten, además, controlar la incidencia y prevalencia de enfermedades vectoriales y tropicales.

El problema está en qué, si estos productos químicos no son utilizados en las cantidades y la forma adecuada, resultan ser altamente tóxicos a los seres humanos y a los animales; pudiendo desencadenar el potencial para provocar diferentes tipos de cáncer, afecciones cerebrales severas e irreversibles, deterioro del sistema inmunológico, efectos teratogénicos en la mujer embarazada, trastornos respiratorios y de la piel.

También es muy importante establecer que una vez vertidos, los productos agroquímicos se impregnan en los alimentos producto de los sembradíos, y también son vertidos al subsuelo contaminado indiscriminadamente nuestras aguas subterráneas.

Debemos propiciar el uso de agroquímicos orgánicos, de esta manera nos ayudamos a nosotros mismos y a nuestro entorno, dando paso a la inocuidad integral de los alimentos y sostenibilidad ambiental.