JBavaro Banner 728x90

Juegos eróticos, opción de parejas para botar la rutina ¿Te atreverías a usarlos?

Escrito por Diannelys Santos redaccion@editorabavaro.com.

En las tiendas eróticas se encuentran una diversidad de juguetes sexuales que pueden utilizar hombres y mujeres.

Bávaro. Explorar el cuerpo es la vía más efectiva de conocer la propia sexualidad; conocerse a sí mismo mejora la comunicación con la pareja y permite definir mejor los gustos, además de ampliar el mundo de posibilidades que ofrece el cuerpo, a solas o en compañía.

Por ello, cada vez es más frecuente recurrir a la juguetería erótica para mejorar las relaciones íntimas. En estos establecimientos se encuentran una diversidad de juguetes sexuales que lo pueden utilizar tanto el hombre como la mujer, solteros y casados, los cuales están disponibles en varias formas y tamaños.

Berenice Martínez Estrella, encargada de la tienda “Picardía”, ubicada en la Plaza Riviera, en Bávaro, dijo que tienen una gran variedad de estos juguetes, y uno de los más vendidos son los anillos vibradores, que están hechos a base de un material gelatinoso y en su interior contienen una bala vibratoria.

Existen diversos tipos de estos artefactos, todos con la misma finalidad, dar placer, y son buscados tanto por los hombres como por las mujeres. Además de la tanga open, que es una lencería totalmente abierta delante y atrás, la cual estimula el juego de encontrarse sexualmente sin quitarse la ropa interior.

Martínez explicó que quienes frecuentan el establecimiento en su mayoría son dominicanos, y lo que ellos expresan al llegar al lugar es que van en busca de dichos objetos para experimentar cosas diferentes con las parejas.

Norlys Corredor, vendedora en la tienda Katasutra, situada en plaza Larimar, en Friusa, dio a conocer algunos de los productos que tienen disponibles, entre ellos juegos de Kama Sutra. Igualmente, el strip póker (juego de cartas), en el cual la pareja debe empezar a jugar con el mismo número de prendas puestas y, a medida que se pierden partidas, la ropa va desapareciendo. Una vez desnudos, se puede continuar el juego y en lugar de pagar con prenda se paga con intercambios sensuales.

Otros muy utilizados son los dados eróticos, que tiene imágenes de diferentes posiciones y al tirarlos se va a emplear la posición que esta indique. El antifaz radica en vendar los ojos, y al ocultar la vista se activan todos los demás sentidos.

No saber qué es lo que hará el otro ni en qué parte del cuerpo o con qué jugará, provocará nuevamente esa adrenalina que existió en el comienzo de la relación. Un producto que nunca falta en la “caja feliz”, según indicaron en ambos negocios, es el comestible, como un chocolate body painting, que viene con su pluma formulada para pintarse el cuerpo.

Es el objeto más elegido para señalar un recorrido al besar y poder más adelante borrar ese chocolate con un beso, es muy afrodisíaco y sexy, además de rico. También, los vibradores tienen mucha demanda, y quienes más lo adquieren son los solteros, en sus diferentes formas y tamaños.

Y es precisamente ese placer mutuo lo que debe motivar a cambiar el concepto que se tiene sobre estos instrumentos, y pasar de verlos como actividades previas al complemento perfecto para parejas.