JBavaro Banner 728x90

etcétera

Escrito por REDACCIÓN BÁVARONEWS.

LAS COSAS BUENAS SE RECONOCEN. POR TANTO, ESA ACCIÓN de los vocales de Verón-Punta Cana de investigar el proceso de compra y licitación de los camiones compactadores de basura está muy bien por parte de los ediles.

LOS VOCALES COMO QUE ENTENDIERON EL ROL DE SERVIDORES públicos que ejercen la labor de supervisar y fiscalizar la gestión distrital, para garantizar la transparencia de los recursos que son de los munícipes.

OJALÁ QUE TODO ESTO NO SE QUEDE EN ANUNCIOS y desarrollen una verdadera investigación exhaustiva de la adquisición de estos equipos, y de otros procesos de compras y licitaciones que a lo largo de estos últimos años han pasado bajo la mesa.

MUY MAL ESTUVO EL TRATO DEL SEÑOR JOSÉ RIVERA, relacionador público de la Junta Municipal, a la periodista Génesis Pache, porque éste creyó que se tendría acceso al director municipal sin su consentimiento y autorización. Y la emprendió contra esta profesional, sin tomar en cuenta siquiera que se trataba de una dama.

El SEÑOR RIVERA DEBE ENTENDER QUE EL DEPARTAMENTO de Relaciones Públicas de la Junta Municipal es casi disfuncional; nunca coordinan entrevistas con el titular, Ramón Ramírez, y la gran mayoría de las veces este funcionario accede a la prensa, sin tantos permisos y protocolos. Y lo mejor aún, sin tratar mal a los periodistas, como lo hizo este subalterno.

LA MALA CONDUCTA DE RIVERA es algo realmente inentendible, ya que se inventaron unos días de recibir a los medios de comunicación y toda una serie de trabas, que ni ellos mismos han podido cumplir, porque al final de cuentas con Manolito es más fácil hablar en la calle que en su propia oficina de trabajo.

DE SEGURO QUE TRAS ESTE INJUSFICABLE MALTRATO a una periodista y dama, por demás, viene la excusa y la actitud de arrepentimiento, un comportamiento muy típico en quienes no saben manejar sus temperamentos y, de forma irracional, suelen vomitar contra el prójimo la furia de sus demonios interiores. Señor Rivera, siempre habrá formas más dignas de justificar un salario y de hacerse el gracioso ante quien lo mantiene en nómina.