JBavaro Banner 728x90

Ojos abiertos ante el exhibicionismo en las redes

Escrito por REDACCIÓN BÁVARONEWS.

Especialistas en la conducta humana advierten de las fatales consecuencias que pueden derivar en el comportamiento de un niño cuando descubre que un miembro de su familia, máxime su madre, utiliza las redes sociales para exhibir su cuerpo y prostituirse.

Las consecuencias son muchas, sobre todo, cuando concluye en fatalidad, como es el suicidio, a juicio del psiquiatra Secundino Palacio, uno de los más reputados especialistas de la conducta humana que tiene el país.

Y, es que el exhibicionismo, con el auge de la modernidad de las redes sociales, ha tomado un auge prácticamente incontrolable, ya que desde ordenadores y aparatos telefónicos inteligentes, muchos individuos han descubierto un camino fácil como forma de obtener recursos económicos.

Otra gran trampa del exhibicionismo resulta en los depredadores que habitan esos medios alternativos, la mayoría de los cuales van tras víctimas incautas como lobos disfrazados de ovejas.

Este tema plantea mucha preocupación tanto para padres como para los mismos hijos. Debería ir mucho más allá, el Gobierno debería encaminar acciones a través de las instituciones que regulan las telecomunicaciones en el país, para evitar que continúe esta práctica en nuestra nación.

Como dice Palacio, no todo el mundo cuenta con el umbral de tolerancia a las frustraciones, por eso muchos seres humanos, al descubrir que un ser querido ha incurrido en esa práctica, opta por quitarse la vida o por apartarse de sus parientes cercanos.

Sin embargo, el buen uso de las redes sociales, como expresa el sacerdote Jorge Reyes, podría convertirse en una herramienta positiva para los usuarios, ya que se puede navegar a latitudes globales y ampliar el acervo. Lo contrario, constituye una falta tanto para católicos como evangélicos.

Un amplio reportaje escrito por la periodista Génesis Pache aporta datos importantes de esa negativa práctica que, sin dudas, las familias deben tener los ojos bien abiertos.