JBavaro Banner 728x90

Cuando la necesidad clama

Escrito por REDACCIÓN BÁVARONEWS.

El Distrito Municipal Verón-Punta Cana ya no es la pequeña comunidad flotante de hace varias décadas atrás, que acogía en su mayoría a trabajadores que venían por temporada a echar jornadas y luego retornar a sus hogares.

El desarrollo que conforme los años ha venido experimentando esta zona del país, ha llevado a convertirla de una población flotante a una de residentes que ha optado por quedarse aquí y, por vía de consecuencia, traer a su familia y hasta parientes más cercanos.

Comenzar a echar raíces en Verón-Punta Cana no necesariamente ha ido de la mano con un plan de desarrollo municipal, mucho menos funerario, ya que aún esta demarcación no posee un campo santo holgado en donde las familias entierren a sus seres queridos, una funeraria que brinde servicios de alta calidad, mucho menos la oferta de traslado de cadáveres con costos asequibles a la población menos pudiente.

Aún así, sólo una empresa privada es la que ofrece el servicio de traslados y preparación de cuerpos, teniendo los parientes que pagar precios tan elevados que muchas veces se escapa de un presupuesto que casi nunca está en la planificación familiar.

Es por situaciones como estas que la comunidad turística y residencial que muestra mayor índice de desarrollo en casi todo el país, debe comenzar a ser repensada para con una visión más humana y sensible, en la que las autoridades municipales y del Gobierno central garanticen servicios mínimamente básicos y que contribuyan con el arraigo de los que han decidido quedarse a vivir aquí, y que de seguro contribuirán a forjamiento la identidad cultural de esta zona.

Ya Verón-Punta Cana no es la pequeña aldea de campesinos que venían a cortar palos para hacer carbón. Ahora es una comunidad tan o más grande y prometedora que cualquiera situada en la geografía nacional; con la diferencia que carece de prácticamente todo, hasta de servicios funerarios dignos.