JBavaro Banner 728x90

DETRÁS DEL HORIZONTE / Duplicidad de funciones

Escrito por DARÍO YRIZARRY / dr_yrizarry@hotmail.com.

Ciertamente los dominicanos hemos tenido que convivir históricamente con incongruencias tan difíciles de entender que las mismas hayan sido creadas por los propios gobiernos. La mente brillante del Dr. Balaguer fue creativa; se inventaba los cargos con la finalidad de buscarle ocupación a sus adeptos, seguidores y detractores, logrando de esta manera neutralizar a sus enemigos. Este método populista se hizo ley en los gobiernos que le sucedieron, inclusive hasta nuestra era, convirtiéndose este paralelismo en un aliado incondicional de estos para satisfacer las demandas de empleos, muy especialmente a los Gobiernos del PLD, quienes crearon una especie de “consorcio” extra partido a los que hubo y hay que buscarles un asiento en el Tren gubernamental. Estas prácticas los han hecho expertos en creaciones de posiciones bautizadas por nosotros como “botellas”, irregularidades en la nomina publica que se han dado en instituciones como Transito Terrestres, Obras Públicas y otras que por razones de espacio no mencionamos.

En el plano local, nos encontramos con que el presidente Medina mediante Decreto número 390-17 nombra al señor Andrés van der Horst, asesor turístico del Poder Ejecutivo para la región Este del país, al tiempo que el señor Pedro María Rojas también tiene rango de viceministro con el mismo radio de acción. El viceministro en asuntos internacionales (¿?) señor Luis Ernesto Simó ha iniciado un peregrinaje por nuestra tierra bendita, quien también es apadrinador de una cosa llamada Parlamento Turístico que ni es turístico y mucho menos Parlamento.

Hay una presunción de hecho de que el ilustre ciudadano “Andresito”, de aspiraciones políticas sagaces, de que por la ostentación de su nuevo cargo podría estar por encima de los viceministros de turismo que nos gastamos en la región Este, de un total de 21 en todo el País. Pero en verdad le he dado tantas vueltas al “coco” y todavía no logro entender.

Los celos profesionales y el deseo de ejercer la supremacía han desatado en nuestra demarcación un protagonismo insulso que, más que bien, al discurrir del tiempo nos va hacer mucho daño. Este antagonismo se ha hecho evidente viendo nosotros celebrar dos carnavales en diferentes fechas, además de dos patronales de igual forma, algo nunca visto en la historia reciente en una comunidad en desarrollo como la nuestra. Somos de los que creemos que, dejando de lado la politiquería barata que tanto daño ha hecho a nuestro avance y ejerciendo la unificación de criterios y fuerzas de todos los sectores, los resultados a futuro serán más satisfactorios. Divididos Jamás seremos capaces de sacar la nariz del agua.