JBavaro Banner 728x90

FINANZAS PARA NO FINANCIEROS / Antes de solicitar a su jefe un aumento salarial

Escrito por RAFAEL RAMÍREZ / medina1704@gmail.com.

Antes de pararnos frente a nuestro jefe y solicitar un aumento de sueldo, hay que elaborar un plan estratégico para no entregarnos a sus manos y recibir un “no” rotundo que nos quite la ilusión y las ganas de volver a solicitarlo.

Pedir un aumento de sueldo parece ser la tarea que todos quieren evitar, pero que a veces se vuelve completamente necesaria  y también justa. Una negociación de sueldo debe enfocarse en el valor que le das a la empresa, el hecho de que te encuentres endeudado y necesitas más dinero para pagar, eso es irrelevante para tu empleador. Él no te paga para que puedas pagar tus deudas.

Si  vas a solicitar un aumento, no permitas que la negociación se vuelva sobre si lo necesitas o no, lo importante es que si vas solicitar un aumento debe haber un aumento en el valor que tu empleador percibe que estás generando. Durante la negociación debes de tener claro que estás negociando el valor de tu trabajo, no tu valor como persona.

Para muchos empleados su salario tiene una gran importancia en su identidad como persona.  Es cierto que tu trabajo es una forma de expresión al final de cuentas, pero esto no significa que si no te dan un aumento, valgas menos. Hay muchas razones por las que puede ser que no te ofrezcan un aumento, que no tienen nada que ver con tu valor intrínseco.

Debemos de buscar el mejor momento para negociar, hay que ser oportuno.

Siempre tienes que tener claro que tu negociación es sobre el valor que aportas. Es posible que la persona con quien negocies necesite un pequeño recordatorio de las mejores cosas que has aportado a la empresa, por eso es importante que lleves algún tipo de registro de proyectos terminados, clientes adquiridos o cualquier otra instancia en la que tú sepas que tu trabajo haya sido importante para la empresa.

Debemos de buscar el mejor momento para negociar, hay que ser oportuno y así lograr una buena negociación, y tener en cuenta que el aumento no solo debe de ser salarial existen otros tipos de aumentos, como aumento en la cobertura del seguro, bonos de compras, asignación de combustibles, pago del colegio de tus hijos etc.

Existen errores que no  debemos de cometer al momento de la negociación, como por ejemplo,  jugar con contraofertas, no son para nada efectivas, nunca compares tu sueldo con el de tus compañeros de trabajo, deja que sea tu empleador el que haga la primera oferta, evita a toda costa decir cuál quieres que sea tu aumento. Esta es una vieja regla de todo negociador, el primero que revela sus cartas tiene menos poder en la negociación y por último, si recibimos el aumento solicitado, no debemos divulgarlo por toda la empresa.

Ah, si eres un empleado mediocre, olvídate de pedir un aumento, puede que acabes de patitas en la calle.