JBavaro Banner 728x90

PROTAGONISTA - Rosaeva Tavárez

Escrito por Génesis Pache gpache@editorabavaro.com.

Rosaeva Tavárez con su familia integrada por su esposo Iván Villasmil y sus hijas Mariachiquinquirá y Valentina

Verón. Marzo es el mes de la mujer, y si de damas se trata, muchas son las que ocupan cargos importantes en este Distrito Municipal Verón- Punta Cana. Rosaeva Tavárez es médico fisioterapeuta, encargada del Programa Pre y Post Natal y de la Unidad de Terapia Física del Centro Médico Punta Cana.

Rosaeva Tavárez es oriunda de Santo Domingo, pero parte de su familia es de Moca y Santiago. Es la segunda de cuatro hermanos, una odontóloga y dos ingenieros industriales. Desde pequeña, sabía que quería ser doctora y al final, cuando se inscribió en la universidad, efectivamente se matriculó en Medicina.

Aclaró que, realmente, concursó para hacer su especialidad en pediatría, pero en ese momento quedó embarazada de su hija mayor y vino a vivir a esta zona de Verón-Punta Cana. Narró que cuando su niña tenía un año y medio, su madre se enteró de un postgrado en Terapia Física y la inscribió.

Para Tavárez, esta decisión de su madre fue incentivada por el hecho de que ella siempre supo que le gustaba el área deportiva. Actualmente, monta bicicleta con Punta Cana Bike Team y es judoka.

MÉDICO PROFESIONAL

“Lo bueno de mi área es que no solo tengo que trabajar con adultos, sino que tengo también la capacidad de trabajar con niños. Quería la pediatría también por la experiencia vivida. Mi abuelo materno era pediatra y era el área de la medicina que yo conocía más”, dijo Tavárez.

Describió el trabajo de doctora como fuerte y demandante, pero como uno de los más bonitos que hay. Señaló que con conocimientos y un poquito de amor se puede lograr darle calidad de vida a una persona, darle la mano amiga en un momento determinado y ayudarle a su recuperación completa.

“Esta es una carrera muy gratificante. Lo que más me gusta de mi carrera es que todos llegan mal y salen mucho mejor. Como mi área es terapia física, pues todos llegan con cierta discapacidad, ya sea temporal o definitiva y les ayudamos”, indicó.

Tavárez precisó que si la discapacidad es definitiva, lo que hace es ayudar al paciente a que aprenda a vivir con su condición. Si la discapacidad es temporal o parcial, el paciente llega con el problema pero sale bien.

Comentó que lo más difícil de su carrera es cuando hay que dar noticias de eventos irreversibles, ya sea de muerte o enfermedades catastróficas. Dijo que cuando a una persona se le diagnostica una enfermedad terminal es lo más difícil, porque hay que enfrentar a toda una familia. “La gente no entiende que nosotros, los doctores, somos seres humanos y que nos duele, pero que tenemos que ponernos una careta para poder enfrentar esas situaciones”, argumentó Tavárez.

Un momento difícil de su carrera para esta profesional de la medicina, fue cuando salió de la universidad y tuvo que hacer la pasantía de ley por un año. Esta ayudantía la hizo en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de la Plaza de la Salud, en Santo Domingo. Dijo que ese año tuvo que enfrentar muchas situaciones difíciles con niños.

ENCARGADA DE FISIOTERAPIA

Rosaeva Tavárez es la encargada de la Unidad de Terapia Física del Centro Médico Punta Cana, área que está siendo constituida en la actualidad. Dijo que la idea de los médicos fisioterapeutas, como tal, es liderar estas unidades de terapia física, para que el médico especialista que refiere al paciente pueda tener certeza de que hay un médico coordinando, y que va a poder interpretar su trabajo.

“Mi labor como médico especialista es recibir los pacientes y corroborar el diagnóstico clínico del médico referidor, hacerle un diagnóstico fisioterapéutico y en base a eso organizar un esquema de trabajo, un protocolo de terapias. Ya las terapias son ejecutadas por los terapistas”, aclaró.

Esta especialista hizo también una certificación internacional, por lo que es instructora certificada del Programa Pre y Post Natal del centro médico en el que trabaja. Detalló que al frente de esta área hace el seguimiento a las embarazadas y sus acompañantes, desde el inicio de la gestación.

Dar charlas y ejercicios para que conozcan el proceso y se preparen para el parto, también es parte de su labor. Igualmente, da seguimiento a la madre, al bebé y al acompañante, después del proceso, orientándolos con temas de importancia y contribuyendo a que sepan lo necesario para una alimentación y estilo de vida de calidad.

MUJER, MADRE Y ESPOSA

Rosaeva Tavárez junto a su esposo Iván VillasmilTavárez contó que su esposo es venezolano; que estudió hotelería en su país y vino a República Dominicana, donde empezó a trabajar en áreas turísticas. Dijo que para ambos estar juntos tuvieron que decidir dónde querían estar, y fue así como se mudaron para esta localidad.

Para Rosaeva Tavárez compartir su tiempo entre su faceta de madre y doctora, es un poco difícil, pero afirmó que hay que ser una súper mujer. Dijo que es algo bonito, porque debió aprender a buscar los espacios y a dividir las horas de trabajo y las de familia.

“Mi esposo es mi complemento perfecto. Es un ser humano excepcional; un hombre que no es acomplejado; es quien me da soporte. Mis hijas son el resultado de un amor inmenso. Son el tesoro más grande que Dios me ha podido dar”, refirió.

Tavárez precisó que su madre es su mentora, porque no ha conocido a una persona que con tan poco haga tanto. Señaló que a ella y a sus hermanos los terminaron de criar su mamá y su abuela, quienes llevaron a cuatro jóvenes a ser profesionales.

A nivel médico, Tavárez dijo que ve la zona creciendo. Indicó que para ella esta demarcación tiene un potencial enorme, y que pese a que hay muchos profesionales siente que se necesitan más.

Por ser marzo el mes de la mujer, Rosaeva Tavárez exhortó a las mujeres a que “no nos cansemos de trabajar, de educarnos; pienso que nos falta tener hambre y sed de lo que son los conocimientos.