JBavaro Banner 728x90

PROTAGONISTA - Quilvio Tió

Escrito por Génesis Pache gpache@editorabavaro.com.

“Las crisis le despiertan el ingenio a los seres humanos”

“La vida de un ingeniero civil es bastante sacrificada, en todo momento hay que estar conectado con el trabajo, no se descansa nunca. Muchas veces tú te acuestas con un problema y te levantas con otro”, Quilvio Tió.

Punta Cana. Quilvio Tió, ingeniero civil de profesión, es un hombre emprendedor que se ha inclinado por el sector de la construcción. En la actualidad, es el propietario de la empresa Edificaciones y Terminaciones Modernas (ETER).

El pasado año 2015, asumió el cargo de presidente de la Asociación de Desarrolladores y Constructores de la Provincia La Altagracia (Adecla). Su amor por el área de la construcción viene desde muy pequeño. Explicó que desde temprana edad le apasionaba poder convertir en realidad algo que estuviera simplemente plasmado en un papel.

Dijo que es probable que también haya tenido cierto grado de influencia de un hermano mayor que estudiaba la misma carrera. “Desde pequeño, vi en mi hermano de qué se trataba la carrera y me parecía que iba muy acorde conmigo”, refirió. En el bachillerato las materias que más le llamaban la atención a Tió eran matemáticas, física y geometría. Cuando tenía trece años, ya poseía la inclinación hacia la Ingeniería Civil.

Tal vez por designios de la vida o por casualidad, todos sus hermanos son ingenieros. Uno es ingeniero civil, otro ingeniero en sistema y el tercereo es ingeniero industrial.

“Mi vida en el área de la construcción ha sido excelente y perfecta. Gracias a Dios, he tenido la oportunidad de irme desarrollando; ir aprendiendo e ir haciendo planes que se han convertido en realidad. He visto la satisfacción en la cara de los clientes a los cuales les construimos, y no hay nada más agradable que ver la alegría de un cliente a la hora de entregarle un trabajo o un proyecto”, aseguró Tió.

A NIVEL PERSONAL

Nacido en Santo Domingo, Quilvio Tió es el menor de todos sus hermanos. De parte de padre, tiene tres hermanos y de madre dos. Provenientes de ambos progenitores, solo son él y una hermana mayor.

Tió relató que conoció a su esposa, Anna Gladysheva, porque tenían amigos en común, por lo que coincidían en algunos lugares y actividades. Fue en esta zona turística de Bávaro-Verón-Punta Cana donde se vieron por primera vez, hace alrededor de seis años.

Pese a que su matrimonio es relativamente joven, este ingeniero civil considera que una unión de esa magnitud es algo que cambia la forma de ver la vida, las prioridades y los objetivos de las personas.

“Luego de que se tiene una familia, ya no pienso en que soy yo solo, Quilvio, sino que soy yo, mi mujer y mis hijos. Todos los pasos que decida dar tienen que ser no solo en beneficio mío, sino de toda mi familia”, argumentó.

Existen situaciones y momentos de la vida que les cambian la perspectiva a las personas y le moldean el carácter. En el caso de Quilvio Tió,recordó que en una ocasión, cuando todavía era un adolescente, en su familia sufrieron una crisis económica que le hizo madurar mucho y entender muchas cosas.

Cuenta que una caída como esa representó para él un cambio de paradigma, porque en esa etapa tuvo que enfrentarse a muchas dificultades a las que nunca se había enfrentado.

CONSTRUCCIÓN EN LA ZONA TURÍSTICA

Quilvio Tió junto a su esposa, Anna Gladysheva, y sus hijos, Igor y MarkTió opinó que la construcción ha mejorado bastante en esta zona, porque si se mira hacia atrás se ve que se construía con un mismo esquema y un mismo estilo. Consideró que con el paso del tiempo los constructores se han ido poniendo al día.

Indicó que hay materiales que antes no se utilizaban aquí, con estilos arquitectónicos y sistemas de construcción diferentes, que ahora sí se aplican. Precisó que todavía falta mucho, porque aún la República Dominicana es un país que está en vía de desarrollo y debe crecer más.

Recalcó que pese a todo eso se ha mejorado bastante. Para este ingeniero, “las crisis le despiertan la invención y el ingenio a los seres humanos”. Narró que llegó a Bávaro- Punta Cana cuando en Santo Domingo la parte de la construcción estaba prácticamente en el piso, en el año 2004.

Dijo que en ese momento empezó a idear estrategias para vender sus productos. Expuso que originalmente no construía, sino que tenía una compañía que suministraba mármol y piedras naturales. Más adelante, pasó a ser diseñador de los proyectos que tenían que ver con esa aplicación de su empresa, y a ser instalador de esos proyectos.

Según Tió, en los momentos de crisis el ingenio tiene que despertar y definir un camino. Fue hace cuatro años que tuvo la oportunidad de pasar al sector construcción, y que se adentró a ese mundo que realmente era su objetivo final.

“La vida de un ingeniero civil es bastante sacrificada; en todo momento hay que estar conectado con el trabajo; no se descansa nunca. Muchas veces, tú te acuestas con un problema y te levantas con otro”, resaltó. Para Tió, la Ingeniería Civil es una carrera preciosa; es una pasión. Es algo que cualquiera puede entender con facilidad, porque es como mostrar un plano y ver que se convierta en un reto hacerlo realidad.

ADECLA

Tió relató que su arribo e incorporación a Adecla se debió a que los ingenieros son muy unidos y hay mucha amistad entre ellos. Contó que en una ocasión tenía una duda con un asunto relacionado con una institución del Estado Dominicano, con respecto a una obra. Entonces se acercó a unos amigos ingenieros que pertenecían a Adecla, y a partir de allí lo ayudaron.

Fue así como se empezó a involucrar con la asociación. Ya estando en Adecla, dijo que se le propuso ser presidente y aceptó. Señaló que al principio le daba temor, porque tener una posición como esta exige que se cumpla con una serie de expectativas en torno a las funciones asumidas.

Tió explicó que Adecla como institución tiene que desempeñar una función y alcanzar un papel en la zona, por lo que es una responsabilidad de quien acepte el cargo. Tomó posesión como presidente a mediados del 2015 y finalizará su período en el 2017.

“El principal objetivo en este momento de la asociación, es integrar a todo el sector construcción. Hay muchos constructores que no saben que Adecla existe. Es bueno que sepan que existe, y que hay una asociación a la que pueden dirigirse a la hora de tener una inquietud. También queremos conseguir algunas condiciones que son necesarias y convenientes para el sector construcción”, aseguró Tió.

¿QUIÉN ES?
Nombre: : Quilvio Tió Schotborgh
Edad: 40 años
Nacimiento: 31 de enero 1976
Esposa: Anna Gladysheva
Hijos: Igor y Mark
Estudió: Ingeniería Civil en INTEC