JBavaro Banner 728x90

Construcciones ilegales continúan en Verón; escapan de las manos de las autoridades

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Las construcciones que desarrollan de forma irregular en Verón-Punta Cana siguen teniendo el descontrol de las autoridades municipales y distritales.Verón. El Distrito Verón-Punta Cana se caracteriza por su gran dinamismo económico que ha fijado la atención en buena parte de los inversionistas nacionales y extranjeros, que ven en esta zona del país una gran oportunidad para desarrollar sus negocios.

Es por ello, que en los últimos años, la demarcación turística ha experimentado un crecimiento significativo en cuanto a la puesta en marcha de nuevos proyectos habitacionales e infraestructuras comerciales, pero también en las comunidades se ejecutan construcciones que en su mayoría no cuentan con los permisos para tales fines que otorgan las autoridades municipales y distritales.

Tal situación ha generado preocupación en los empresarios que integran el sector inmobiliario y hasta de quienes tiene la responsabilidad de ejercer la función pública y accionar en esta materia.

Para el presidente de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, Elvis Martínez, esta es una realidad de la que están consciente debe cambiar tomando en consideración que el destino turístico está bien posicionado a nivel nacional e internacional.

“Aquí dentro, como ciudad, tenemos otra realidad y ese es papel que tenemos nosotros como Gobierno local asumiendo la responsabilidad que nos corresponde. El ordenamiento municipal es diferente que va más allá del cobro y toca la planificación, una situación que es tanto para la Junta Municipal Verón-Punta Cana como la Alcaldía de Higüey”, sostuvo Martínez.

Una de las acciones contundentes que, a su juicio, se debería aplicar es el seguimiento a cada una de las autorizaciones que por concepto de construcción se emiten y que cumplan con los aspectos técnicos que requieren contar.

José Vásquez, encargado de la Oficina Técnica de Planeamiento Urbano de la Junta Municipal Verón- Punta Cana.Martínez indicó que desde su juramentación como titular de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, han formalizado unas tres solicitudes las cuales fueron depositadas en el Ministerio de Obras Públicas, al Departamento de Planificación Pública y al Ministerio de Turismo, así como al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), por el tema de la regularización del transporte.

“Nosotros tenemos, como vocales, consensuar como los regidores de Higüey porque es allá donde se pagan los proyectos y revisar cada uno de ellos y verificar los que han sido aprobados en los últimos años, en aras de darle seguimiento, al igual que con la Oficina Técnica de Planeamiento Urbano de Verón-Punta Cana”, destacó.

En ese sentido, el titular de la Junta de Vocales de la demarcación turística señaló que es necesaria la revisión del plan de ordenamiento territorial, que hace varios años hizo el ingeniero Cristóbal Rojas, en aras de actualizarlo aunado a la creación de un instrumento que salga desde la municipalidad, para lo cual se están dando los pasos a los fines de materializar esto.

Denunció que comunidades de Verón y el Hoyo de Friusa crece desordenadamente el número de construcciones, que estima al menos buena parte de ellas cuenten con los permisos correspondientes, pero que eso hay que revisarlo.

DESCONTROL

El encargado de la Oficina Técnica de Planeamiento Urbano de la Junta Municipal Verón-Punta Cana, José Vásquez, explicó que muchos de los proyectos urbanísticos han sido aprobados por la Alcaldía de Higüey y que solo en la demarcación turística los propietarios realizan el pago de arbitrios.

“Ante de cobrar este impuesto se debería consultar el tema de los terrenos y de los planos que corresponden a este espacio. Muchos desarrolladores van directamente a Higüey y no se informan de los proyectos que fueron aprobados”, dijo.

Al parecer la descoordinación de este tema entre ambas instancias ha traído consigo el descontrol en lo que respecta al desarrollo de obras en la zona turística. Vásquez asegura que no se trabaja en conjunto y eso perjudica, a su juicio, mayormente a la Junta Municipal, quien es que determina y supervisa los aspectos técnicos que debe contener una construcción.

“Es el caso de la cabaña que se construyó en Bávaro, que fue aprobada en la Alcaldía de Higüey y cuando llega el problema del tipo de obra es cuando se señala a la Junta Municipal”, puntualizó.

Pero el propio encargado de Planeamiento Urbano de Verón-Punta Cana reconoce que existen limitaciones en la supervisión efectiva que permitan impedir la ejecución de obras irregulares, entre ellas: falta de personal, vehículos y logística, lo que incluso da pie para que las personas construyan los fines de semana.

En relación a nuevas infraestructuras en comunidades de la demarcación turística, Vásquez también reconoció que hay un crecimiento descontrolado, que afecta al destino y al desenvolvimiento de sus vías.

Como una solución al problema, entiende que es necesaria la formulación y ejecución de un plan de ordenamiento territorial que frene este tipo de situaciones. “Muchas veces es difícil controlar una obra que fue hecha un fin de semana, porque de allí parte ahora un problema social”, precisó.

Asimismo, refirió que a pesar de las limitaciones han desarrollado el trabajo de control y por ende han tumbado paredes en lugares en los que han determinado que no proceden este tipo de construcciones.

“Las instituciones involucradas deben trabajar mancomunadamente y sin ánimos de descalificar el Ayuntamiento de Higüey solo se limita es a cobrar y no hay una unificación técnica del tema de construcciones e insisto esto lo que afecta al propio destino turístico”, manifestó.

Desde la Junta Municipal atribuyen la falta de supervisión a limitaciones de personal y vehículos.

SANCIONES

Muchos de los proyectos urbanísticos que actualmente se ejecutan no cuentan con la permisología legal para que se puedan llevar a cabo y desde la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana ven necesaria la aplicación de la norma que rige esta materia.

La ordenanza Nº 01 sobre Trámites, Procedimientos, Tasas y Arbitrios de Planeamiento Urbano establece en su artículo 4 que “las violaciones presentadas por una construcción que no sea aprobada, bajo las normas establecidas por la Dirección General de Planeamiento Urbano, se enviará el expediente al tribunal municipal para determinar la sanción correspondiente”.

Elvis Martínez, presidente de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana.Igualmente, en el artículo 7 refiere que “las urbanizaciones que no tengan aprobado su uso de suelo y que no cumplan con soluciones de infraestructura vial, eléctrica, planta de tratamiento y acueducto, no obtendrán los permisos para colocación de postes en los espacios públicos y se prohíbe al Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) o cualquier otro proveedor de servicio de energía eléctrica su interconexión a la red”.

Esta normativa, inclusive desde el momento de su aprobación, ha contado con el respaldo de organizaciones como la Asociación de Constructores y Desarrolladores de la provincia La Altagracia (Adecla), tras considerar establece una serie de condiciones que se deben cumplir para la ejecución de construcciones y uso de suelo en la zona turística.

La ordenanza que permite controlar diversos proyectos irregulares en el distrito sobre todo en lo que respecta al cumplimiento requerimientos esenciales para el desarrollo de construcciones.

“Específicamente destacamos que las urbanizaciones que no cumplan con Infraestructuras adecuadas, plantas de tratamiento y acueductos no tendrán aprobado su uso de suelo, ni los permisos para colocación de postes en los espacios públicos y además se prohíbe al Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM) o cualquier otro proveedor de servicio de energía eléctrica su interconexión a la red”, expresó Adecla.