JBavaro Banner 728x90

Parroquias Santa Cruz y Las Mercedes Reservas arquitectónicas e invaluables de las provincias El Seibo y Hato Mayor

Escrito por Patricia Heredia pheredia@editorabavaro.com.

 

Fachada de majestuosa iglesia de Santa Cruz de El Seibo.El Seibo. Los templos religiosos son una parte importante de la riqueza histórica que posee cada provincia de la región Este, y son elementos significativos para proyectar turísticamente estas ciudades. Cada uno de estos posee un valor arquitectónico e histórico invaluable.

En la provincia El Seibo, en la tierra de las corridas de toros, se encuentra la parroquia Santa Cruz; mientras que, en la hija de ésta, tierra de cítricos y reyes, Hato Mayor del Rey, fue erigida la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes. Cada una de ellas tiene su historia y tienen particular forma de contarla al adentrarte en su mundo.

Parroquia Santa Cruz, baluarte de El Seibo

Hablar de la parroquia Santa Cruz, es hablar de El Seibo, de las corridas de toros y del mabí champán Seibo, pues este templo es el baluarte de la provincia, donde se desarrolla la fe en su gran expresión, como también donde se inician sus fiestas patronales, así como muchas otras celebraciones y actividades que realiza esta laboriosa comunidad.

Visitar la parroquia Santa Cruz, es viajar a través de la historia, la religión y la arquitectura del siglo XVII. Así lo expresó Dehiby Osiris Peguero, historiador y administrador turístico.

Peguero dijo que la iglesia estaba construida antes con materiales de madera, paja y mampostería, que es como se levantan paredes en ladrillos, con barros y arcillas y se encontraba del otro lado del río Soco, donde antes estaba ubicada la provincia de El Seibo.

Explicó que la iglesia se empezó a construir donde está ubicada en 1506, y que luego de esa construcción, se le anexaron otras áreas, incluyendo unas capillas con la cooperación de los fieles, llamadas capillas de Las Ánimas y Virgen de los Dolores y, con paso del tiempo, se le agregó el área del coro.

Manifestó que este templo debe su nombre, Santa Cruz, a que en 1969, el obispo Fray Domingo Fernández realizó un informe en el que mencionaba la existencia de una cruz en la ciudad de El Seibo.

Comentó que esta era una cruz de ébano, chapada en plata, realizada por los aportes de la comunidad y que fue reconocida como signo de fe de la provincia.

Señaló que la estructura de la iglesia Santa Cruz por sí sola habla mucho, debido a la importancia religiosa, cultural e histórica que tiene este templo para la provincia y que ésta se apoya en sus tradiciones e importancia de la fe que se vive en el mismo.

La majestuosa arquitectura de la parroquia Santa Cruz

El arquitecto Héctor de Veras Paredes, describió que la iglesia Santa Cruz fue construida en el siglo XVII y tiene un estilo colonial, porque ese era en el que se construía en Europa, principalmente por los españoles en esa época.

Señaló que en ese tiempo esa parroquia era una de las construcciones más avanzadas, con materiales de arcillas y bloques de barro.

Explicó que edificada con materiales perecederos, y que está constituido por una planta en forma de cruz latina que solo se puede visualizar desde las alturas, así como un presbiterio o altar poligonal que posee más de una sacristía y una esbelta torre, que alberga un campanario a la que se colocó un reloj público que no está en funcionamiento actualmente, y sus tres puertas pintadas en color negro, invitan a pasar a contemplar la fe del cristianismo seibano.

Además, indicó que la misma mantiene todos sus elementos arquitectónicos de su época, y que una de las bellezas que tiene es su cúpula redonda, así como también el sagrario en la parte oeste de la iglesia. El área del coro tiene como adorno una imagen al óleo de la Virgen de La Altagracia, de gran calidad artística y técnica.

Expuso que el santuario ha sido varias veces remozado por los años que lleva en pie, y que posee una riqueza arquitectónica impresionante debido al uso de los materiales que se utilizaron para la construcción, hace siglos. 

Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes, ícono de Hato Mayor

El altar de la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes desde otro ángulo.

Cada pueblo o comunidad tiene un lugar histórico que se toma como referente o ícono para hablar de esa provincia, y son referenciados en libros, revistas, direcciones, entre otros. Eso es la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes para Hato Mayor, su lugar de referencia, su ícono, la cual fue erigida en 1818 por el arzobispo Pedro Valera Jiménez.

Esta obra, llevaba por nombre en sus inicios parroquia San José y luego, el 19 de mayo de 1846 fue edificada una nueva iglesia parroquial y rebautizada con el nombre Nuestra Señora de Las Mercedes.

Según el párroco Pablo Daniel Zorrilla, el templo tiene mucha historia, ya que su primera construcción fue donde está actualmente el majestuoso parque temático “Mercedes de la Rocha”.

Reveló que en marzo de 1863, el venezolano Remigio Reginfo la construyó con fondos de la anexión a España, y que el general Ulises Heureaux (Lilís), fue quien donó campanas al nuevo templo, el 22 de mayo del 1866.

“En 1898 un incendio destruye la iglesia, pero dos años después es construida en madera de hojancho y palmeras”, resaltó.

Expuso que el 30 de noviembre del 1907 sufrió una reparación nueva vez, pero fue modificada el 30 de octubre de 1915, convirtiéndola en una torre moderna con unos 80 pies de altura, gracias a los ingenieros Aristy y Francisco Emilio Puello.

Enunció que en 1956, Rafael Leonidas Trujillo, quien vio la iglesia al revés, de espalda al sol y, entonces, a solicitud del síndico de la época, el señor Contín, es que la misma se construye dónde está y con dicho estilo, para que tuviera de frente al astro mayor, porque Dios es la luz y la misma debe estar iluminada por éste.

Disertó que este año 2018 la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes celebra sus 200 años, y que desde el pasado agosto se agota una agenda que culminará el 24 de este, Día de Nuestra Señora de Las Mercedes.

Arquitectura u obra de arte

De su lado, el arquitecto Moisés Ávila indicó que hablar de la arquitectura de la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes es un tanto complicado, porque tiene una combinación de estilos propios de la época de finales de la dictadura de Trujillo.

“Básicamente, su estructura está formada por pórticos que contienen un arco de medio punto, estilo romano; pero también tiene elementos modernos y contemporáneos. Posee algunas reminiscencias de estilo victoriano y de la época republicana; podemos decir, entonces, que básicamente es un estilo ecléctico, que consiste en una fusión de diferentes estilos arquitectónicos”, apuntó.

Señaló que lo más llama a la atención de esta estructura es su majestuosidad, ya que esta iglesia fue construidas principalmente para que el hombre en su eficiencia se sienta minimizado delante de la presencia de Dios; por ende, este tipo de estructura son bastante altas.

Declaró que la parroquia tiene tres entradas, dos laterales y una principal que está de frente al parque Mercedes de La Rocha y que, al ingresar a esta, lo primero que se observa es el gran altar, bastante atractivo a la vista; además de su bóveda, que es una especie de techo semicircular bastante alto, sostenida por 14 columnas que son las que dan resistencia a la estructura. También consta de un presbiterio y una sacristía y el área del coro.

Recalcó que esta estructura es un ícono de los pueblos donde se encuentran y que en ellas se produce un recorrido turístico constantemente, ya que, el origen del turismo surgió motivado por la peregrinación de las personas hacia estos lugares religiosos considerados santos.