JBavaro Banner 728x90

Fiscales investigan si muerte de un chofer del Sichotrature fue un homicidio y no un suicidio

Escrito por Génesis Pache gpache@editorabavaro.com.

Juan RosarioBávaro. Declarado en una primera instancia como un suicidio por ahorcamiento, la muerte de Juan Rosario, (Caballito), un chofer de la empresa de transporte Monumental, pudiera dar un giro de 360 grados. Y, es que ahora las investigaciones apuntan a determinar si esa muerte se trató realmente de un homicidio.

La razón por la que se ha iniciado la investigación se debe a la insistencia de la familia sobre el hecho de que su pariente, según contaron ante fiscales de esta zona, no era el tipo de persona que tomaría una decisión como esta.

Rosario pertenecía al Sindicato de Choferes de Transporte Turístico (Sichotrature), específicamente al departamento de Prensa y Propaganda. El fiscal de Bávaro, Jorge Leonardo Tavárez, dijo que el caso ahora se está tratando como “un supuesto suicidio y un supuesto homicidio”. Precisó que se hizo el levantamiento del cadáver de Juan Rosario Alcántara la madrugada del pasado lunes 18.

Tavárez agregó que el cadáver fue encontrado en una guagua del grupo empresarial de transporte La Monumental. “Lamentablemente, por el mal manejo de la escena del crimen que hubo en dicha situación, está dando indicios tanto de homicidio como de suicidio”, adelantó el fiscal.

Según el Código Procesal Penal de la República Dominicana, en su artículo 173, sobre la inspección del lugar donde se comete un hecho de naturaleza criminal, “los funcionarios del Ministerio Público o de la Policía deben custodiar el lugar del hecho y comprobar, mediante la inspección del lugar y de las cosas, los rastros y otros efectos materiales que sean el resultado del hecho punible”.

Rosario pertenecía a la directiva del Sindicato de Choferes de Transporte Turístico (Sichotrature), específicamente en el departamento de Prensa y Propaganda.

El artículo 173 también precisa que “el funcionario a cargo de la inspección levanta acta en la cual describe detalladamente el estado de los lugares y de las cosas, recoge y conserva los elementos probatorios útiles, dejando constancia de ello en el acta”.

El proceso que detalla ese apartado del Código Procesal Penal precisa que “el acta debe ser firmada por el funcionario o agente responsable y, de ser posible, por uno o más testigos bajo esas formalidades puede ser incorporada al juicio por su lectura, sin perjuicio de que el funcionario y el testigo instrumental puedan ser citados para prestar su testimonio”.

El fiscal Tavárez detalló que hubo un mal manejo en la escena donde apareció el cadáver del transportista Rosario. Esto así, “porque las personas en esta comunidad o cualquier otra comunidad por falta de conocimiento no saben que la escena del crimen no puede ser tocada hasta que las autoridades lleguen al lugar”.

Tavárez dijo que en este caso se presenta la situación de que un representante sindical, específicamente del Sichotrature, vio a Rosario colgando y lo descolgó por sus propias manos, y lo tiró al piso y trató de reanimarlo.

El fiscal de Bávaro señaló que la reanimación se da cuando la persona tiene signos de vida, pero que en este caso no los había, por lo que hay una sospecha. Tavárez dijo que además se hizo un traslado fuera de lo común del cadáver, lo que también ya se está investigando.

El Código Procesal Penal de la República Dominicana en su artículo 174, sobre levantamiento e identificación de cadáveres, establece que “en caso de muerte, cuando existan indicios de la comisión de un hecho punible, antes de procederse al traslado e inhumación del occiso, los funcionarios y agentes de la Policía realizan la inspección corporal preliminar, la descripción de la situación o posición del cuerpo y de la naturaleza de las lesiones o heridas, además de las diligencias ordenadas por el Ministerio Público”.

El mismo artículo también refiere que “la identificación del occiso puede realizarse por cualquier medio posible. En caso de urgencia y en ausencia del Ministerio Público, la Policía, luego de realizadas las operaciones correspondientes, dispone el traslado del cadáver al laboratorio médico forense para practicar la autopsia, efectuar su identificación y entregarlo a sus familiares”.

Versión del legista

Al margen de las críticas que hace el fiscal Távarez al procedimiento usado para levantar el cadáver de Rosario, el médico legista actuante en este caso, Dimas Bobea, explicó que aparentemente la muerte de Rosario fue un suicidio por ahorcamiento.

Bobea señaló que el cadáver se encontraba en un autobús en el Boulevard Turístico. Sobre el manejo de la situación, manifestó que en muchos casos de este tipo las personas antes de atender a llamar a las autoridades lo que hacen es que descuelgan el cadáver, para ver si puede estar vivo.

El legista señaló que con regularidad se presenta este tipo de situaciones, en la que encuentran los cadáveres ya descolgados, luego de haberse cometido un suicidio.

Bobea agregó que lo correcto sería que nadie tocara el cadáver y llamar a las autoridades correspondientes, pero que psicológicamente hay casos en los que no se le puede pedir a la persona que no lo haga.

El cadáver de Rosario fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en San Pedro de Macorís, donde se le practicó una necropsia y aún se espera por los resultados de la misma.

FAMILIA DE ROSARIO

Jorge Leonardo Tavárez, fiscal de BávaroRosario, quien tenía cinco hijos, era de Monte Plata, por lo que su cadáver fue trasladado hacia esa provincia. Su familia ha dado seguimiento al caso y fueron quienes procedieron legalmente a entablar una denuncia sobre la muerte de su pariente.

Rosario tenía una pareja sentimental en Higüey, quien al ser consultada por este medio dijo que no se sentía en condiciones de hablar sobre el tema, porque ya había sufrido bastante con esta situación.

Señaló, además, que ella ni los demás familiares tienen aún información concreta sobre el caso, y que están a la espera de los resultados de la investigación por parte de las autoridades correspondientes.

El fiscal Tavárez dijo que esta familia, al igual que en muchos otros casos, tienen dudas acerca del hecho de que Rosario haya tomado la decisión de quitarse la vida. “Ellos vinieron y pusieron una denuncia contra unas tres personas, que después se darán los nombres, a los fines de que sean investigados”, adelantó Tavárez.

Agregó que lo que se ha aportado acerca del caso es que en el Sichotrature se han producido algunas diferencias relacionadas a las elecciones de los directivos de esta organización, y otros temas vinculados a intereses de la misma institución.

El fiscal del Departamento de Homicidios de Higüey, Dennis Guerrero, quien ahora está llevando el caso, dijo que apenas está iniciando la investigación, por lo que asegura no tiene muchos detalles al respecto. Dijo que cuando pueda “cerrar algún capitulo”, entonces podrá hablar en torno al curso de las pesquisas.

El cadáver de Rosario fue enviado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en San Pedro de Macorís, donde se le practicó una necropsia y aún se espera por los resultados de la misma.