JBavaro Banner 728x90

Erosión afecta seriamente unos 14 kilómetros de la playa de Bávaro

Escrito por Fausto Adames fadames@editorabavar.

Bávaro. Esta playa es quizás el espacio social y económico más importante de República Dominicana como medio de recreación y centro de las actividades acuáticas, que desde hace mucho tiempo se ha ganado su espacio en el mundo. No obstante, unos 14 kilómetros de su costa están siendo gravemente afectados por una erosión que amenaza seriamente su sostenibilidad en el corto plazo.

También se habla siempre de que el turismo aporta cerca de US$6,000 millones al Producto Interno Bruto (PIB) de la economía nacional. Por ello, con solo que el Estado invierta del 1% al 2% de este monto, es decir, unos US$50 millones al año en las playas dominicanas, se puede tener riberas de calidad, estables y reguladas, por lo que el Estado necesita intervenir urgentemente las playas del país, sobre todo aquellas donde se registra un gran desarrollo turístico.

La barrera coralina se ha ido dañando y rompiendo, porque el nivel de los mares ha subido con el calentamiento global, que es la principal razón de la erosiónDe igual forma, muchos dominicanos piensan que el oro dominicano está en las minas de la Barrick Gold y no es así. El oro de la República Dominicana se encuentra depositado en la arena de sus playas, y, más aún, en las zonas de Bávaro, Punta Cana y Macao. Recuerde que si se calcula que el turismo aporta US$6,000 millones al PIB, y el 70% del turismo nacional se mueve en el polo turístico Bávaro-Punta Cana, esto significa que esta demarcación podría estar generando unos US$4,000 millones al año.

Por ello, cabe preguntarle al Estado Dominicano por qué no puede invertir del 1% al 2% de ese total en mejorar y regular los procesos de erosión y deterioro que se están produciendo en sus playas.

Estas fueron las consideraciones de Mario Méndez, vicepresidente de Proyectos de EMPACA, quien reveló que ahora la erosión es un fenómeno que se ha expandido en toda la playa de Bávaro, pero que el mismo se está produciendo a nivel nacional, en playas como Juan Dolio, Palenque, El Quemaíto, en Barahona, y en la Costa Norte, en Cabarete y Long Beach.

Advirtió que en Bávaro hay cerca de 14 kilómetros de costa seriamente afectados por la erosión, desde Macao a Cabeza de Toro, y a seguidas precisó que en promedio hay espacios que han perdido de 60 a 70 metros de playa, como es el caso de El Cortecito y Arena Gorda, que han perdido unos 40 metros de playa en los últimos seis años.

“Hoteles como Ocean Blue han perdido como 80 a 90 metros, Bahía Príncipe unos 70 metros, mientras hay otros como el Barceló Dominican Beach que ha perdido 30 a 40 metros”, precisó.

Advirtió que la erosión se ha agravado por la destrucción de la barrera coralina, que retiene unos 5 millones de metros cúbicos de arena, que quedan atrapados en la barrera.

RECOMENDACIONES

Para revertir la situación recomendó que el primer paso que el Estado tiene que dar es tener un registro y un monitoreo de las condiciones de la playa, creando una dirección o asignándole el trabajo a un ministerio.

El segundo paso que hay que dar, según Méndez, es intervenirla urgentemente, porque hay que detener el nivel de erosión de cuajo, para equilibrar la orilla haciendo un vertimiento rápido de arena.

“Luego habría que hacer una inversión de la restauración de las barrera coralina, que proteja esta playa y cree un equilibro que busque que la playa dure 20 años más en buen estado”, dijo.

Luego, agregó, hay que establecer regulaciones y compensaciones claras, e intervenir las infraestructuras que están en la línea de costa que generan también una considerable erosión.

“Hay países que todos los años intervienen sus playas, como es el caso de Mónaco, que todos los años, en invierno, interviene sus playas y el Estado de ese país tiene que invertir en regenerarlas, echándole arena”, comentó. También se da el caso de países como México, que invirtió en Cancún y en Playa del Carmen US$76 millones hace cuatro años para regenerar sus playas.

Méndez advirtió que en este problema hay que invertir, planificar, como también debe de crearse una comisión interdisciplinaria permanente entre los ministerios, y hay que tener recursos adecuados.

“No es erogar mucho dinero. No es coger del PIB y virarlo hacia acá, ni tampoco la economía dominicana. Es tomar de lo mismo que genera el turismo, un 2% para el mantenimiento y el cuidado de espacios ambientales básicos, en regulación, en seguimiento, en inversión, en infraestructura, en ingeniería costera, y otras soluciones para mejorar este litoral”, advirtió Méndez.

LOS PASOS A SEGUIR

Por tanto, recomendó que el primer paso que se debe realizar urgentemente es intervenir con un elemento de choque, o impacto rápido, debido a que la playa de Bávaro debe ser intervenida urgentemente y hacer un vertimiento de arena, porque no se puede dejar que el mar siga creciendo.

“Esto así para mejorar la imagen internacional y la calidad del espacio de la línea costera de la playa”, advirtió.

Explicó que un segundo paso es estudiar y establecer soluciones más permanentes, entre estas una solución impostergable puede ser restaurar la barrera de corales, para lo cual habría que estudiar los espacios donde hay rotura y debilidad de esa barrera coralina y restaurarla con arrecifes artificiales.

Las playas de El Cortecito y Arena Gorda han perdido unos 40 metros de playa en los últimos seis años