JBavaro Banner 728x90

Infecciones por transmisión sexual pueden generar enfermedad de inflamación pélvica

Escrito por Diannelys Santos dsantos@editorabavaro.com.

Realizando las pruebas correspondientes y teniendo sexo seguro, puede disminuir el riesgo de padecer la enfermedad pélvica inflamatoriaVerón. La sexualidad es algo que vale la pena cultivar y vivir gratamente. Sin embargo, la falta de prevención genera riesgos a la salud que pueden ser evitados con medidas adecuadas.

La enfermedad pélvica inflamatoria es una infección grave que aparece cuando enfermedades de transmisión sexual (ETS) u otras infecciones no reciben tratamiento.

El doctor Luis Gúzmán, ginecólogo-obstetra-colposcopista del International Medical Group (IMG), señaló detalles concernientes a dicha enfermedad, y explicó que se origina cuando una bacteria se traslada desde la vagina y el cuello uterino a otras partes del cuerpo.

Las consecuencias de la misma van desde dolor crónico, además de problemas graves de salud, pudiendo llegar a ocasionar infertilidad. El especialista en ginecología resaltó que es de vital importancia prestar atención a los síntomas en caso de manifestarlo.

Citó como alertas los períodos menstruales largos, dolorosos y con flujo abundante, así como dolor en el abdomen, mucho cansancio, flujo vaginal con olor desagradable y dolor durante las relaciones sexuales.

Guzmán indicó que el absceso en las trompas, los ovarios o la pelvis, es una de las complicaciones que genera, en la que surge una acumulación local de pus en los órganos femeninos ya mencionadas.

La infertilidad también es un factor de riesgo que corre el afectado. Después de la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), se forma el tejido cicatrizal alrededor de los órganos de la pelvis, sostuvo el galeno.

Guzmán indicó que las bacterias causantes de la infección pueden invadir silenciosamente las trompas de falopio y hacer que el tejido normal se convierta en tejido cicatrizal.

Otro factor de riesgo, expresó, es tener un embarazo ectópico, que ocurre fuera del útero; más comúnmente, en las trompas de falopio.

Guzmán enfatizó que realizarse las pruebas correspondientes para detectar enfermedades de transmisión sexual es una de las mejores maneras de evitar este mal, ya que la causa suele ser clamidia o la gonorrea.

Muchas personas que tienen clamidia o gonorrea no presentan ningún síntoma, por lo que la manera de saber si es portadora de esas infecciones es sometiéndose a pruebas. Recomienda, además, tener sexo más seguro utilizando condón.

“Las duchas vaginales generalmente no son buenas, ya que pueden causar irritación e infecciones”, afirmó el galeno.

Dijo que es importante que toda mujer tenga conocimiento de que lo primordial de la enfermedad inflamatoria pélvica es curar la infección, antes de que produzca daños en los órganos reproductivos.