JBavaro Banner 728x90

Gestión distrital concluye segundo año con importantes obras pendientes de ejecución

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

La construcción del Cementerio Municipal de Verón sigue paralizada y sin esperanzas de su pronta inauguración.

Verón. El segundo año de gestión del director municipal de Verón-Punta Cana, Ramón Ramírez (Manolito) tuvo altas y bajas. Algunas de las obras prometidas desde hace mucho tiempo y que se construirían para el periodo 2017-2018, como el Cementerio Municipal de Verón, no pudieron concretarse y la población sigue a la espera de su ejecución.

Los ciudadanos esperan además resultados más efectivos en cuanto a la reparación de las calles, asfaltados de comunidades que aún no han sido incluidas y el mantenimiento constante de los espacios públicos. Sin embargo, reconocen que la recogida basura ha mejorado significativamente en las principales avenidas y sectores de la zona turística y ven la voluntad de mejorar las condiciones de vialidad de aquellas áreas donde todavía no se ha pavimentado.

Algunos presidentes de juntas de vecinos no están muy contentos con la labor de Ramírez en sus comunidades, pero otros respaldan algunas obras construidas, como el asfaltado de sus calles y el embellecimiento de espacios que antes estaban en completo deterioro.

Desde la primera quincena del pasado mes de julio, se ha visto a la Junta Municipal muy activa en la reparación de calles, recuperación de zonas recreativas, limpieza de imbornales y entrega de parques en algunos sectores, todo en la víspera del 16 de agosto, cuando las autoridades deben hacer la rendición de cuentas al pueblo.

La calle-paseo de Jelly Fish es otra obra pendiente pese a la aprobación de recursos para su terminación.

Una de las obras de mayor envergadura y que la población espera con ansias, es la construcción y puesta en marcha del Cementerio Municipal de Verón, ya que el de La Ceiba está en su punto de colapso y no tiene espacios para recibir a un muerto más.

A raíz de situaciones anteriores como inundaciones y descuido del campo santo de La Ceiba, desde finales del 2016 las autoridades distritales han anunciado la construcción del Cementerio Municipal de Verón, que permitiría descongestionar el ya existente y tendrá mejores condiciones para una sepultura digna.

Actualmente, los accesos para ingresar a este lugar, bien sea por Las Dos Jardas o Friusa, son extremadamente difíciles. Los trabajos parecen estar paralizados, pues el lugar permanece bastante desolado y solo se observa que se ha construido lo que será la fachada de entrada y el área de nichos, además de la maleza y los materiales de la obra abandonados.

En el 2018 la Junta Municipal maneja un presupuesto de 223 millones de pesos (205 aprobados para este año y 18 de un remanente del 2017), dinero con el que se terminarían de ejecutar las obras pendientes entre ellas el Cementerio Municipal de Verón en su primera etapa (3 millones 563 mil 321 pesos), la calle y paseo de Jelly Fish (3 millones 118 mil pesos), construcción del parque de Villas del Mar (1 millón 553 mil 287 pesos) y el parque de Campo Lindo (1 millón 553 mil pesos). De estas obras, solo fue culminado y entregado el parque de Campo Lindo.

Con el renanamente de los 18 millones, también se adquirieron cinco camiones compactadores de basura por un monto de más de 13 millones de pesos, compra que está haciendo investigada por la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, tras detectar una inconsistencia en el valor de los equipos, ya que su costo final ascendió a más de 16 millones.

La Junta Municipal además, con 605 mil pesos destinados, ha logrado el encalichado de varios sectores de la demarcación turística.

EVALUACIÓN

El parque de Villas del Mar en plena construcciónPara Crucito Báez, ex candidato a director municipal de Verón-Punta Cana, la gestión distrital sigue sin dar resultados concretos a la resolución de problemas que atañen a la zona.

“No se ha visto esa transformación que han ofrecido y lamentablemente a quien está afectando es a la población, porque los recursos que han llegado a la municipalidad el pueblo no los está percibiendo”, sostuvo.

Báez considera que en estos dos años de gestión de Manolito no se han dado pasos significativos para una planificación urbanística y un desarrollo sostenible, aunado a que en los barrios tampoco se han hecho transformaciones que sirvan de modelo tanto en La Altagracia como en el resto del país.

A su juicio, hace falta más construcción de aceras y contenes, asfaltado, drenaje pluvial y otros trabajos básicos que requiere la municipalidad, por lo que lamentó que en la zona turística en los actuales momentos exista este tipo de deficiencias.

Isabel Leonardo Mota, conocida como María Villa Playwood y quien preside la Junta de Vecinos de Villa Esperanza, dijo que en su sector aún no ha llegado completamente el plan de asfaltado, puesto que las calles están en avanzado estado de deterioro y son intransitables.

“Estamos a la espera del asfaltado; reconocemos que en otros sectores y si han acomodado la calle, pero aquí todavía no, me imagino que vienen para acá. Aquí en Villa Playwood la recogida de basura ha mejorado grandemente, en comparación con años anteriores”, señaló.

En tanto, que el presidente de la Junta de Vecinos del Hoyo de Friusa, Víctor Olivo, consideró que el segundo año de gestión de Manolito ha sido pésimo y fue en los últimos días que se inició el asfaltado de la zona.

Olivo explicó que hace falta apoyo a los líderes comunitarios, al menos en Bávaro y en el deporte indicó que los jóvenes tampoco reciben apoyo de la Junta Municipal. En tal sentido, manifestó su preocupación por la no existencia de canchas deportivas, el descuido de los centros comunitarios y el mal estado de aceras y contenes.

Mientras que para la presidenta de la Junta de Vecinos de Villas del Mar, Ángela Mota, la gestión de Manolito la evalúa como regular y en su comunidad lo único que han logrado es el alumbrado, ya que la construcción del parque aún no ha concluido.

Los ciudadanos de Verón-Punta Cana estiman que mejoren las condiciones de vialidad en los barrios y emplazan al director municipal a que continúe consolidando el servicio de recogida de basura.

Josué Martínez, motoconcho, expresó que el asfaltado de las principales vías de la zona turística ha traído bienestar en cuanto al tránsito de los conductores, pero a su juicio, hace falta mejorar las aceras y contenes sobre de todo de Friusa y de la carretera Verón-Punta Cana.

ACCIONES

En los últimos días, la Junta Municipal inició el encalichado de sectores como Juanillo, además de realizar completo el asfaltado de comunidades como Don Polo e iniciar los trabajos de pavimentación del Hoyo de Friusa Juanillo .

Antes de finalizar el primer semestre del año, taparon los hoyos de las avenidas Barceló, España y Alemania y efectuaron desmalezamiento y limpieza de imbornales en estos lugares. El parque de Campo Lindo fue entregado a la comunidad y el parquecito de la Doble Vía fue mejorado con un operativo de limpieza. Igualmente, el director municipal, Ramón Ramírez, ha estableciendo enlaces con embajadores de países como España y Argentina, para fortalecer la imagen del Distrito Turístico, como espacio que atrae a millones de visitantes de todo el mundo.

La plaza de la Hermandad Internacional, fue otra obra culminada en este periodo, la cual posee área recreativa, banderas de los principales países que más aportan turistas y los bustos de los Padres de la Patria.

La Junta Municipal, sin embargo, no ha mostrado acciones contundentes en cuanto a la erradicación de vertederos improvisados, existentes en casi todos los sectores de la demarcación y mantiene deficiencias en el mantenimiento de las maquinarias que compactan la basura en el vertedero Guiri-Gui, lugar de desidia y pocas transformaciones de Verón-Punta Cana.