JBavaro Banner 728x90

El sargazo vuelve a la carga: invade playas del litoral y pinta de marrón sus limpias aguas

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

El sargazo vuelve a la carga: invade playas del litoral y pinta de marrón sus limpias aguas

Verón. La costa este y sureste de la República Dominicana, ha comenzado a recibir en esta época veraniega a un visitante poco agradable, que no solo afea las playas de la zona, sino que emite un olor objetable que hace casi imposible poder disfrutar del sol y las olas. Se trata del sargazo, un alga parda, que flota y viaja por el mar, y que tiene un característico color marrón.

Para algunos turistas, esta situación es molestosa por la incomodidad de ingresar al agua y tener que sentir la presencia del sargazo, además que temen ser atacados por algunas especies de fauna marina que aprovechan estas algas como refugio o sitios de alimentación.

En un recorrido realizado por el Bávaronews por las playas de El Cortecito, Arena Gorda, Bibijagua y Los Corales, se pudo comprobar cómo las orillas de la playa contienen cúmulos de sargazo y se observan pequeños caminos para que los turistas puedan entrar al agua.

La situación es casi tan grave como la registrada en 2015, cuando diariamente las autoridades recolectaban toneladas de estas algas. Los vendedores también ya empiezan a alertarse, ya que la presencia del sargazo en las costas del distrito aleja a los turistas y las ventas podrían mermar significativamente.

Julio Antonio Ramírez, encargado de un establecimiento de productos de artesanía, expresó que ven con preocupación cómo las playas de la zona están cada día siendo abarcadas por las algas y temen que sean considerablemente abarrotadas tal y como sucedió en años anteriores.

“Nosotros muchas veces limpiamos la zona, compramos fundas negras y recolectamos buena parte de las algas y palos. Esto afecta al turismo y a las ventas porque el turista se va alejando tratando de encontrar un sitio donde pueda bañarse sin el sargazo alrededor”, dijo.

Ramírez hizo un llamado a las autoridades competentes, especialmente a las de Medio Ambiente, a que se aboquen a atender esta situación y reiteró la plena disposición de los vendedores para colaborar con los trabajos de remoción de algas y limpieza de playas.

RECOLECCIÓN

Sobre el SargazoLas autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales tienen conocimiento de la situación que ha generado la fuerte presencia del sargazo en la zona de Bávaro-Punta Cana, así como en otras partes del país, para lo cual diseñaron las medidas necesarias, a los fines de minimizar los impactos que pueda generar el alga sobre el turismo y los ecosistemas.

En Bibijagua y Los Corales, ya se ve maquinaria pesada dispuesta por los hoteles de la zona, pese a que es una práctica prohibida por Medio Ambiente porque se corre el riesgo que en el desarrollo del proceso de recolección extraigan cantidades significativas de arena.

Recientemente, el Ministerio de Medio Ambiente, a través del Viceministerio de Recursos Costeros y Marinos, estableció las pautas para el manejo de macroalgas marrones en ecosistemas de playas y litorales.

De acuerdo con el documento, este año se observa un cumulo importante del sargazo, por lo que recomiendan colectar diariamente el alga de manera manual para evitar perdida de arena.

Asimismo, ordena depositar el alga en áreas aisladas para su secado, utilizar rastrillos y escobas para su recolección, no usar maquinarias pesadas en aras de evitar daños a la playa, identificar y adecuar sitios no lejanos y comunes a los centros de desarrollos turísticos y poblados, donde puedan ser depositadas las algas y realizar su extendido en la superficie, con la finalidad de facilitar el secado a cielo abierto.

El director provincial de Medio Ambiente, Ramiro Sánchez Melo, explicó que la situación este año es bastante considerable, por cuanto la presencia del sargazo en la zona se incrementó en comparación con el año pasado.

Dijo que en los próximos días se reunirá con la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este (Asoleste), los comerciantes de las playas y la Junta Municipal Verón-Punta Cana, con la finalidad de fortalecer las estrategias de recolección y reducir los impactos del sargazo en las costas de la demarcación.

El funcionario precisó que varios hoteles de la zona han implementado sus planes de contingencias en torno a esto, a objeto de que la presencia de la planta marina no incida negativamente en la actividad turística que desarrollan.

Igualmente, sostuvo que una vez el alga llega el playa inmediatamente se descompone de acuerdo a microorganismos biológicos que producen olores bastantes desagradables, lo que aleja la presencia de turistas e incluso proceder a su cierre por las condiciones en las que se encontraría.

APROVECHAMIENTO

Osiris de León, geólogo.Para el geólogo Osiris de León, una de las medidas a aplicar es la colocación flotadores en el área de interior de la playa, en ruta hacia mar adentro, de forma tal que el alga quede atrapa allí en una barcaza, que cuente con un triturador, cuyo material sea transportado y reutilizado como abono orgánico.

“El volumen de sargazo es muy alto tanto en la costa sur como en la del este y como cada día vamos a tener más esta alga por el hecho de que los mares están muy cargados de nutrientes, lo importante es entender que ya debemos ir buscando en todo el Caribe medidas estructurales para poder afrontar este problema, que afecta en gran medida a la actividad turística”, destacó De León.

A su juicio, el Estado tiene que obligatoriamente tener una participación, mediante los Ministerios de Medio Ambiente, Turismo y Agricultura, porque son los tres sectores vinculados al tema.

El experto consideró que estos entes públicos deben diseñar un plan conjunto que implique una serie de acciones, de acuerdo a sus competencias, que permita minimizar la presencia del alga en el polo turístico.

También, Frederick González, representante de la empresa Algea Nova, manifestó que esta organización presta servicios a hoteles de la zona, a través de mecanismo innovadores como barreras flotantes, las cuales permiten retener el sargazo.

Las barreras cuentan con estructuras inflables y flotantes de fácil instalación y mantenimiento, además de un dispositivo anclado en caso de contactos con nadadores o naves.

Además, los materiales usados son de alta calidad, durabilidad y resistencia, con sistema de anclaje de acero inoxidables, al tiempo que las barreras pueden personalizarse con el nombre del hotel, delimitando el área de baño y reteniendo el sargazo.

El material vegetal procesado lo enviamos a varios laboratorios en Europa y Asia, con la finalidad de efectuar varios estudios para posiblemente dar un uso viable”, señaló González.