JBavaro Banner 728x90

Comerciantes de Macao, opuestos a privatización de playa para levantar una torre de 22 pisos

Escrito por Martín Sánchez msanchez@editorabavaro.com.

La Playa Macao tiene alrededor de 30 lugares de ventas de comidas y bebidas.

Macao.  El vino estaba sobre la mesa y las copas estaban listas para que los sectores público y privado celebraran con un brindis los buenos números arrojados por el turismo durante el 2017: 5,560,787 de visitantes en el periodo enero-noviembre, un aumento de 208,286 con relación al 2016, según el Banco Central.

Pero el 14 de diciembre, el Ministerio de Turismo emitió la Resolución 02-2017, que aprueba el aumento el número de 5 hasta 22 de  las torres que se levanten en la Playa Macao y en Cap Cana, emitida dos meses antes, pero eran desconocida por la sociedad.

El documento de 11 páginas, redactado a discreción por el Mitur es una modificación al capítulo 3 del artículo 12 de la Resolución 07-2012, fue movido por un fuerte grupo económico del país, que pretende levantar la torre, según fuentes allegadas al BávaroNews. Esto dejaría atrás un modelo de no más de 5 pisos en las construcciones,  que debido a su éxito se ha implementado en Jamaica, Cuba y la Riviera Maya.

Aunque el organismo estatal es soberado, el documento fue objetado por los empresarios hoteleros advirtiendo al Gobierno que ese modelo de construcción podría entrar en recesión y se rompería el modelo tradicional. El tema está en debate entre ambos bandos y se estima que se tome una decisión en los próximos días.

Si la resolución incluiría el cierre de la playa,  esto dejaría a los altagracianos y a los dominicanos que vienen desde otros puntos  sin la única playa que está disponible al público en toda la franja costera.

En Macao, una comunidad que vive de la  ganadería, la pesca y la venta de alimentos en la playa, los vendedores están al tanto de la Resolución, que de restringirse el acceso al balneario, afectaría su economía, ya que el área está rodeada de ventorrillos que venden comida a turistas dominicanos y extranjeros. La playa, ubicada a 35.6 kilómetros de Punta Cana y a 28 kilómetros de Higüey, es la preferida para practicar surfing por sus altos oleajes. También, van algunas excursiones de buggies.    

Aracelis Valdez, presidenta de Asovepem, se opone al levantamiento.Aracelis Valdez, presidente de la Asociación de Vendedores y pescadores Macao-Uvero Alto (Asovepem), denuncia que fueron envenenados parte de los  manglares que rodean varios metros de  la playa, donde se pretende construir el acceso de la torre al balneario. De las dos líneas que hay de manglares, una está seca a causa de las huracanes María e Irma. Sin embargo,  en la otra línea de manglar hay un color rojo en el agua, según confirmó el equipo del BávaroNews.

La empresa que pretende construir la torre convocó a los miembros de Asovepem con la idea de una “vista pública”, pero es con la finalidad de ver la cantidad de personas que trabajan en la zona. Además, dice que han hecho varios estudios en el lugar, pero no se les ha informado nada al respecto.

Hasta el momento, las autoridades de Turismo y Medio Ambiente no han aclarado sí los manglares que fueron secados fue a causa del envenenamiento o no, ya que el cuidado del área protegida fue uno de los puntos que el Mitur tomó en cuenta para crear la Resolución 02-2017.

Algunos vendedores consultados expresaron que no están opuestos al desarrollo, pero sí eso implica el cierre de este balneario, “tendrán problemas”. Alrededor de tres mil personas dependen directa e indirectamente de los comercios ubicados allí. Solo como pescadores hay cerca de  100 personas, más los pequeños restaurantes, vendedores ambulantes de los fines de semanas, choferes, empleados de las excursiones guías, entre otros.

Cada día acuden a la playa alrededor de 2,500 turistas nacionales y extranjeros.  El comercio que se registra allí sostiene la economía no solo de Macao, sino también de las comunidades de  Uvero Alto y La Ceiba.  Si con la construcción de dicha torre se privatizara la playa, la presidenta de la Asociación expresa que “eso no puede ser permitido”, ya que es la única playa disponible que posee la costa.

La última vez que recibieron la visita del ministro de Turismo, Francisco Javier García y de Maribel Villalona, directora del Departamento de Planificación y Proyectos del Mitur, quienes les hicieron un levantamiento, estos les indicaron que dicho balneario sería una playa modelo, pero no les hablaron de la obra que pretenden levantar.

Según denuncias, estos manglares fueron envenenados

DETENER CRECIMIENTO HORIZONTAL

Pero, ¿qué motivó al Mitur para elaborar esta normativa que ha caldeado un poco la relación entre los sectores público y privado? El organismo indica que la zona turística, “sus principales  áreas de desarrollo costero se encuentran rellenada y se desaconseja continuar con un modelo de desarrollo basado en la expansión horizontal, por lo que el aprovechamiento de los suelos y la introducción de modelos e implantación edificatoria diferenciada resulta pertinente”.

El organismo también extiende que desde el 2012 a la fecha, el crecimiento urbano y los cambios climáticos han amenazado la ecología, y por tal razón, “hay que preservar los manglares, lagunas y toda la franja costera al tiempo de atender el tipo de demanda y preferencias del turismo actual, se hace imperante la actualización de los parámetros edificatorios, proceso en que se inscribe esta resolución”.

El Gobierno contempla, según la Resolución, desarrollar un proyecto de infraestructura y servicios públicos en el área de la playa, que sigue la regeneración natural de la playa, garantizar el acceso público a la misma y su conservación e impedir el tránsito rodado por el área de la playa.

“ES UN ACTO DESLEAL”

La Asociación de Hoteles del Este (Asoleste) depositó ante el Ayuntamiento de Higüey una oposición a la resolución  y catalogó como un “acto desleal” la medida del Gobierno.

Ernesto Veloz, presidente de Asoleste, manifestó que no había motivo para variar la normativa. “Antes, si tú iba construir 500 habitaciones, necesitaba 2,000 metros, y ahora con esta normativa, solo necesita 60 metros”.

“Es una competencia desleal, por qué cambiar la zona cuando pudo haberse hecho muchos años atrás”, indica Veloz. ¿Por qué solo lo permitieron en dos segmentos de playa, en Macao y en Cap Cana, y no que todos pudieran hacerlo?”, se pregunta Veloz.

La Junta Municipal  de Verón-Punta Cana informó que está esperando que un técnico emita la evaluación, y también pidió las opiniones de los tours operadores de la zona.