JBavaro Banner 728x90

Los talleres mecánicos también encienden los motores de la economía de Verón-Punta Cana

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Los talleres mecánicos en la zona juegan un rol significativo al garantizar el funcionamiento de los vehículos y motores

Verón. La vida comercial de la zona turística es tan amplia y nutrida, que buena parte de los empresarios nacionales e internacionales han visto la posibilidad en esta área de desarrollar sus negocios. Verón-Punta Cana no sólo ofrece variedad en su gastronomía, hoteles, actividades recreativas y discotecas, sino que también cuenta con una gama de talleres automotrices, que hacen posible encender los motores de uno de los espacios de mayor dinamismo económico de la República Dominicana y el Caribe.

La mayoría de ellos se ubican en Verón y constituyen uno de los lugares donde uno o más técnicos mecánicos reparan automóviles, motocicletas y otros vehículos. Algunos se han especializados en aspectos específicos de los autos, tales como frenos, vidrios, carrocerías y pintura.

Igualmente, existen talleres para la reparación de llantas, suspensión, dirección y frenos, además de otros que garantizan la reparación de alternadores y marchas en automóviles que aún cuentan con generador de corriente. Sus propietarios destacan la productividad de la zona turística para invertir en este tipo de negocios, y la rentabilidad que genera, tanto para brindar óptimos servicios como para el sustento de sus familias.

Juan Pablo Rijo Castillo, es dueño de un taller llamado Auto repuestos Juan Pablo, ubicado en la carretera Verón-Punta Cana, que ya tiene casi tres años de ofrecer sus servicios a los clientes de la zona.

“Me ha ido muy bien; he contado con el apoyo de la gente, que nos han dejado saber satisfacción cuando arreglamos y mantenemos sus vehículos. En este distrito el mercado de los talleres mecánicos es fuerte a nivel de competitividad, ya que hay muchas marcas de automóviles, tanto pequeños como grandes”, manifestó Rijo.

Detalló que como parte de los servicios que ofrecen están la venta de repuestos, cambio de aceite, mecánica ligera y fuerte, y además ponen a la disposición la atención por delivery, en el caso de aquellos vehículos que presenten fallas en cualquier vía de Verón-Punta Cana.

Dijo que los precios que ofrecen son competitivos a nivel de otros talleres mecánicos de la zona, y son asequibles a la economía de los ciudadanos. Un cambio de freno, por ejemplo, en cualquier automóvil ligero puede tener un costo de 500 pesos.

Su local, actualmente, cuenta con 11 empleados, quienes están especializados en el área automotriz para garantizar todos y cada uno de los servicios que ofrecen, así como mantener la clientela.

Otros de los propietarios de talleres mecánicos es Domingo Benjamín del Rosario, de Repuestos Benjamín, quien expresó que tienen unos ocho años de funcionamiento y ofrecen repuestos usados y servicios de mecánica en general. El negocio lo inició en Friusa y la positiva evolución del mismo le permitió cambiarlo por uno más amplio, ubicado en la avenida Barceló, donde actualmente funciona.

“Aquí trabajamos con todo tipo de vehículos, de todas las marcas y lo mejor es que siempre estamos reparando a precios que sean solidarios con los clientes, sin dejar de tomar en cuenta los gastos que debemos tener como empresa”, agregó. Del Rosario entiende que a pesar de algunas bajas la zona sigue dando buenas oportunidades para el desenvolvimiento de su negocio, que hace algunos años atrás eran muy pocos en todo el Distrito Verón-Punta Cana.

En este taller, también ofrecen el servicio de grúas, que puede efectuar traslados de automóviles hasta destinos como La Romana, Santo Domingo, San Pedro de Macorís y Puerto Plata.

En cuanto a la rentabilidad, consideró que es muy positiva y prueba de ello es la cantidad de talleres automotrices que en la zona se han creado, sobre todo en Verón, que a su juicio es el espacio del Distrito Turístico donde mayormente funcionan.

Los motores también cuentan con talleres especializados.

SUSTENTO

Julián Herrera, encargado del taller automotriz Sol de Altagracia, situado en Friusa, explicó que este negocio no sólo prende los motores y contribuye a formar parte del dinamismo económico de Verón-Punta Cana, sino que a través de él se asegura el sustento de su familia y de los mecánicos que laboran para su establecimiento.

“A mí me pareció interesante poner un taller, ya que me gusta mucho este mundo de la automotriz. Me inicié hace cinco años en El Seibo, y apenas dos llevo acá en Bávaro, donde me ha ido mucho mejor por la variedad de marcas y tipos de vehículos, lo que lo hace más interesante”, contó Herrera.

Sostuvo que sus planes han ido creciendo desde que estableció su cambio de residencia para la zona turística. Asimismo, indicó que ha experimentado algunas dificultades en el abastecimiento de varios de los repuestos que ofrece, pero sin embargo han sido superadas y su negocio va cuesta arriba.

El establecimiento consta de la atención de sus familiares y de jóvenes mecánicos, que viven en su mayoría en Friusa, a quienes reconoció su dedicación y contribución con la calidad del servicio que les brindan a sus clientes.

TALLERES ESPECIALIZADOS

No sólo hay talleres y mecánicos para vehículos. En la plaza El Tronco, en Friusa, hay un local llamado El Pulpo Racing, especializado en venta de repuestos y reparación de motores, atendido por el señor Orlando Tavera, quien lleva 7 años en este negocio y al que también no dudo en destacar el éxito y la rentabilidad que ha tenido en la zona.

“Nosotros fuimos lo pioneros en especializarnos en motores, y creo que es necesario mantenerlo, porque este es un país con mucha gente montada en motos, y por tanto tiene que haber un lugar dónde conseguir lo necesario a la hora de alguna reparación o pieza que se requiera”, señaló Tavera.

Aseguró que desde la puesta en funcionamiento del local han contado con la receptividad de los clientes, y se han convertido en un punto casi obligado y conocido por todos, tanto por el servicio que ofrecen como por la asesoría en materia de motores de varias marcas.

También, brindan asistencia a quienes presentan fallas en las vías de la localidad, con precios que varían de acuerdo a la magnitud del inconveniente suscitado en el motor.

PARQUE VEHICULAR

Según la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), al 31 de diciembre de 2016, el parque vehicular en el país ascendió a 3 millones 854 mil 38 unidades, registrándose 241,074 vehículos de nuevo ingreso respecto al 2015. Del total de vehículos, el 54.4% son motocicletas y el 21.2% corresponde a automóviles.

La mayor parte de los vehículos se encuentra en el Distrito Nacional, Santo Domingo y Santiago de los Caballeros, con una participación de 25.7%, 16.2% y 8.5%, respectivamente. De los diferentes tipos de vehículos, las motocicletas presentan un mayor crecimiento absoluto con 149,602 motocicletas, para un incremento de 7.7%; seguido por los automóviles, con un aumento de 43,451, representando un crecimiento de 5.6%; luego, les siguen los jeeps con un aumento de 29,678 nuevas unidades para un incremento de 8.3%.

Al enfocarse por país de origen, la mayoría de los vehículos son japoneses, representando el 71.5% del total de automóviles y el 63.6% de los jeeps. En cuanto al año de fabricación, predominan los del año 2011 hacia atrás, representando el 95.7% del total de automóviles, y el 84.5% del total de jeeps.

Según la preferencia de color, el gris, el blanco y el azul, son los más predominantes para el caso de los automóviles, con una participación de 19.8%, 19.5% y 15.3%, respectivamente.