JBavaro Banner 728x90

Permisos para estaciones de combustibles no han sido aprobados por autoridades de Verón

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Los vocales de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, exigen que los proyectos especiales también sean aprobados por ellos.

Verón. Recientemente, en medio de la disyuntiva que enfrenta a la Alcaldía de Higüey y la Junta Municipal Verón-Punta Cana, el director municipal de esta demarcación, Ramón Ramírez (Manolito), denunció que el referido cabildo ha violado en reiteradas oportunidades “el mandato de la ley” en cuanto a la ejecución de proyectos especiales, cuya aprobación requiere de la Junta de Vocales y luego ser ratificada en el Concejo de Regidores del municipio cabecera.

El Ministerio de Industria y Comercio establece en sus requisitos para la instalación de estaciones de combustibles, presentar un estudio que contenga un diseño técnico, financiero, en función de las normas y requerimientos de este ministerial, la Alcaldía de la demarcación, Defensa Civil y los Bomberos. Los planos del proyecto deben contar con el visto bueno de otras instituciones también involucradas como Medio Ambiente y Obras Públicas y Comunicaciones.

Pero a pesar de lo establecido en las normas y las exigencias de los entes del Estado para poder operar una estación de servicio, el presidente de la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, Miguel Carpio, resalta que entre la Alcaldía de Higüey y la institución que representa, existe un acuerdo que permite revisar de manera conjunta los proyectos especiales que en el distrito turístico se prevé ejecutar.

La Junta Municipal Verón-Punta Cana está a la espera de un listado de las estaciones de combustibles aprobadas por la Alcaldía de Higüey..

“Normalmente, como Sala Capitular tenemos un acuerdo firmado con el Concejo de Regidores de Higüey, donde se establece que los proyectos especiales deben pasar por ambas instancias. Las estaciones de combustibles entran en este acuerdo por encontrarse en esta categoría, y por tanto deben pasar por los vocales de Verón-Punta Cana”, explicó Carpio.

Aseguró que desde que asumió como titular de la Junta de Vocales y en el tiempo que lleva desempeñándose como vocal, ninguna estación de servicio ha pasado por este órgano, para la aprobación de uso de suelo y permisologia en este distrito.

Señaló que desconocen si hay aprobaciones por parte de la Alcaldía de Higüey, para lo cual solicitaron a sus regidores el envío del listado de estaciones de combustibles que les fue aprobada su concesión en la jurisdicción Verón-Punta Cana.

“Hasta el momento nosotros no hemos aprobado, como Junta de Vocales, ninguna estación de servicio, aunque hay algunas personas que tienen la intención de construir unas y otras que están paradas, que están en el plazo para depositar en la Junta Municipal la aprobación y solicitar los permisos que corresponden”, añadió.

Carpio indicó que como Junta de Vocales no han planteado una reunión en torno al tema con el Concejo de Regidores de Higüey; sin embargo dijo que el Departamento de Planeamiento Urbano de la alcaldía del municipio cabecera, han depositado parte de la documentación requerida, pero que falta una buena parte por completar.

Exhortó a todos aquellos que piensen invertir en el distrito turístico en este tipo de comercios, a realizar los procedimientos correctos y que soliciten la permisologia respectiva, porque entiende, es la manera que el distrito turístico fortalezca su desarrollo; en virtud que se trata de proyectos especiales que requieren del visto bueno de las autoridades locales.

FUNCIONAMIENTO ACTUAL

Más de 12 gasolineras han sido construidas en este Distrito Municipal en los últimos años, pero algunas no operan con los requisitos que exigen las instituciones que rigen este tipo de negocios, sobre todo la Resolución 140-07 del Ministerio de Industria y Comercio.

Este ordenamiento, creado en el 2007, establece que la distancia mínima que debe haber entre una planta de Gas Licuado de Petróleo (GLP), que se encuentre en funcionamiento y legalmente instalada, debe ser de 3,000 metros para el Distrito Nacional y las provincias de Santo Domingo y Santiago de Los Caballeros, y de 2,500 metros en las demás zonas del interior del país.

No obstante, esta reglamentación suele ser obviada debido a situaciones tales como el tráfico de influencias, el amiguismo y el padrinaje de negocios, cuyos delitos violentan el cumplimiento de las normativas legales vigentes. Esto se puede evidenciar en que en esta zona turística se construyen estaciones de combustibles sin cumplir con la exigencia de la distancia que debe existir entre una y otra.

El director provincial del Ministerio de Medio Ambiente y los Recursos Naturales, Ramiro Sánchez Melo, aseveró que las bombas existentes tanto en el distrito turístico como en el resto de La Altagracia, tuvieron que pasar un proceso que garantizara su certificación como estaciones autorizadas para ofrecer sus servicios.

En algunas ocasiones, según Sánchez, por no cumplirse este requerimiento, las autoridades de Medio Ambiente y el Cuerpo de Bomberos, se han visto incluso en la obligación de interrumpir varios proyectos de esta índole, pero no han tenido éxito en estas intervenciones.

“El Ministerio de Medio Ambiente en conjunto con otros entes trabajamos para garantizar que las estaciones de gasolina y gas, cumplan las exigencias de ley, tanto con el tema de los requisitos, como el cumplimiento de las condiciones ambientales de rigor”, manifestó.

El Cuerpo de Bomberos de Punta Cana-Bávaro, en este ámbito, desempeña un papel decisivo, puesto que son los que se encargan de notificar a los promotores del proyecto, sobre cuáles son todas las condiciones de seguridad que se deben cumplir, y como entidad pública tiene la obligación y potestad de interrumpir la construcción de estos negocios, si lo consideran pertinente.

Al respecto, su intendente, el coronel Miguel Ángel Álvarez, expresó que cuentan con un programa de prevención para tratar de evitar algún tipo de incidentes en las estaciones de combustibles.

“En las inspecciones cuando encontramos cualquiera irregularidad, se las reportamos a los administradores de la bomba, para que un plazo puedan efectuar las correcciones de lugar”, dijo.

En este sentido, acotó que actualmente todas las estaciones están cumpliendo con la normativa, sin embargo algunos propietarios han estado renuentes a adaptarse lo establecido en los reglamentos y han requerido utilizar mecanismos de fuerzas mayores para hacerlos entrar en razón.

Sostuvo que algunos dueños de estaciones de servicio recurren a la Alcaldía de Higüey a tramitar permisos, cuando se les ha advertido que las licencias que poseen presentan irregularidades para operar en la zona.

DEFENSA

Para el concejal Reinaldo Caraballo, ex presidente durante varios años del Concejo de Regidores de Higüey, y uno de los colaboradores más cercanos del senador Amable Aristy, una estación de combustible requiere de muchos permisos, cuyos pasos iniciales se dan ante el Ministerio de Industria y Comercio.

Aseguró que ninguna de las bombas existentes en el distrito turístico están ilegales por cuanto, que previo a consignar los documentos en la Alcaldía de Higüey, se exige cumplir con requisitos que piden los ministerios que regulan la materia.

“No es posible señalar que hay estaciones ilegales porque estaríamos afirmando que todas esas instituciones cometieron errores. Las que están aprobadas las cobró el distrito también”, apuntó.

Caraballo precisó que actualmente hay un conflicto con una estación de servicio en construcción, de la compañía Total, que fue paralizada por la Junta Municipal Verón-Punta Cana, cuyos dueños tramitaron los permisos en el Ayuntamiento de Higüey e hicieron los pagos en ambas instancias.

“Esa bomba cumplió con la ley y pagó sus arbitrios en Higüey y aquí en Verón. En caso que estén ilegales, hay que revisar los documentos y acudir a los canales para poder detener una obra”, enfatizó el regidor.

Para este trabajo, BávaroNews consultó al director del Ministerio de Industria y Comercio de la provincia La Altagracia, Joel David Pión, pero este funcionario prefirió no hablar al respecto.