JBavaro Banner 728x90

Socios de los hoteles Vik se disputan ante la justicia ocupación de terrenos

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Fachada del VIK hotel ARENA BLANCA

Verón. Los propietarios mayoritarios del complejo donde están ubicados los hoteles Vik Hotel Arena Blanca y Vik Hotel Cayena, en Bávaro, mantienen una querella contra un socio minoritario de la cadena, por presunta ocupación y uso ilegal de los terrenos del complejo turístico, acción que incluso crea múltiples problemas al funcionamiento de estos establecimientos.

Y es que la sociedad comercial Inversiones PC&C (PCC), propietaria de los espacios de estos hoteles, expuso ante la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de La Altagracia, que el señor Juan Ramón Fernández Abiega, socio minoritario del complejo, realiza esta y otras actividades, supuestamente ilícitas, para presionar a los socios mayoritarios a que compren las acciones que tiene en la empresa, a un precio arbitrario que no guarda relación con el valor de mercado de la propiedad.

La defensa de los hoteles Vik afirmó, a través de un comunicado, que “Fernández vendió en el año 2007 a la hotelera PCC el complejo en cuyo frente ha iniciado el desarrollo de un club de playa, para favorecer otras empresas de su propiedad que tienen inversiones inmobiliarias próximas al complejo hotelero, y en adición reclama una servidumbre de paso para facilitar el acceso a las instalaciones ilegales que pretende establecer en la playa”.

Las presuntas presiones por parte de Fernández Abiega habrían iniciado en el año 2008, cuando la empresa se enteró de que el ejecutivo no había completado la transferencia de una porción de la propiedad adquirida, “y que además ésta había sido hipotecada a un banco y éste se quedaría con ese terreno, porque la deuda de 400 mil dólares no había sido saldada”.

En tanto que Juan Ramón Fernández Abiega, a través de un documento enviado al ministro de Turismo, Francisco Javier García, el pasado 5 de mayo, informa al ente regulador de la actividad turística el conflicto judicial que mantiene la empresa Berlina S.R.L., de su propiedad, con los socios Alexander Vik, de origen noruego, y Bárbara Espárrago de Vik, ambos administradores de los hoteles Vik Arena Blanca y Cayena Beach, localizados en Bávaro y ofrecen unas 500 habitaciones.

En el documento se advierte del riesgo que pueden ocasionar las acciones judiciales emprendidas a los turistas de los referidos hoteles, además de que afectaría la imagen del complejo, razón por la cual solicitan la intermediación del Ministerio de Turismo.

Asimismo, expresa que las causas de este conflicto las atribuye a la administración de los hoteles, desde hace 9 años, la cual a su juicio no distribuye beneficios, y que impide el acceso a la playa de los huéspedes y propietarios de su proyecto turístico Cayena Golf. De igual modo, cuestiona que la situación judicial se agrava al presuntamente verificar el desvío de ingresos por ventas de reservaciones, mediante dos compañías panameñas Off Shore no registradas en el país, lo cual ha dado lugar a otra querella contra los señores Vik.

Defensas

Jesús Almánzar, uno de los representantes legales que integra el Consejo de Abogados de PCC, señaló que el grupo Vik, al adquirir la propiedad, el señor Juan Ramón Fernández Abiega, de nacionalidad española, estuvo asociado y tenía acciones en el complejo, quedándose con un porcentaje, puesto que era el enlace de venta.

“Cuando la propiedad la asume el grupo Vik, Fernández Abiega le ofreció una serie de metros y mostró lo que supuestamente se estaba vendiendo. Entre esas situaciones se empieza a hablar de posibles acuerdos de permuta de propiedades, porque dentro de la propiedad el señor Fernández se quedó con una que atraviesa en dos el hotel, que eso fue una información que él se guardó y que nadie sabía que era un terreno que pasa cerca de la piscina y del restaurant”, explicó Almánzar.

Destacó que para que se entregara esa propiedad, que se suponía era parte de la venta, de acuerdo a la versión del jurista, se llegó a un acuerdo con el accionista Juan Ramón Fernández Abiega para permutar otra posesión.

“Este señor, de manera abusiva, está ocupando una parte del hotel y ha edificado una caseta dentro de la propiedad del complejo, para un famoso club de playa, porque aparte de ser accionista él tiene un proyecto llamada Cayena y ha insistido que necesitaba una servidumbre de paso para poder llegar a la playa, para lo cual nosotros no nos hemos negado”, dijo Almánzar.

Recientemente, el Consejo de Abogados informó que la empresa PCC y sus socios mayoritarios han decidido querellarse, después de un largo período tratando de alcanzar un arreglo amigable, porque dicen están cansados de las demandas arbitrarias de Fernández, para obligar a los socios a comprar sus acciones a un precio antojadizo, o a aceptar imposiciones a las que no están en obligación de acceder.

En ese sentido, el abogado del señor Juan Ramón Fernández Abiega, Lincoln Hernández Peguero, manifestó que en los actuales momentos su representado se encuentra en España. Sin embargo, desmintió cada de una de las acusaciones que desde los propietarios del grupo Vik se han hecho.

“Ese derecho pasó está autorizado incluso por el Abogado del Estado, y eso tiene más de 10 años. Nosotros le enviamos una comunicación al ministro de Turismo, Francisco Javier García, enarbolando la paz y argumentando nuestra posición para que nuestros turistas no se sientan afectados”, puntualizó.

Precisó que la acusación de ocupación y uso ilegal de terrenos es completamente falsa, por cuanto el derecho a paso existe desde hace unos 8 años, y que a raíz de las querellas presentadas vinculadas a este conflicto, el Abogado del Estado intervino otorgándoselo convenido con la otra parte.

Además, desmintió que hayan dispuesto de personal de seguridad con la intención de amedrentar a los propietarios y trabajadores de los hoteles Vik sin restringir los accesos e interferir en el desenvolvimiento normal del complejo turístico.

El hotel posee áreas de humedales

Autoridades

Al ser consultado sobre este conflicto entre socios de estos hoteles, el director de Turismo de Bávaro, Ruddy Pérez, indicó que cuando se suscitan este tipo de casos en complejos turísticos esperan por una resolución efectiva de los órganos de la administración de justicia, estimando que ambas partes queden conformes.

“Cuando se trata de acciones judiciales entre hoteles y nos llaman, nosotros podemos intermediar como ente del Estado que regula la actividad turística, solo con la intención de que no se vean afectados los visitantes y no nos queda otra opción que esperar por lo que decida la justicia”, acotó.

Pérez enfatizó que como dirección de Turismo en la zona aún no se han reunido con ambas partes vinculadas en este caso, puesto que la comunicación suscrita por el señor Juan Ramón Fernández Abiega, solicitando la intermediación del Ministerio de Turismo, fue introducida directamente ante la sede central en Santo Domingo.

Reiteró su confianza en las decisiones que la justicia y que este caso finalice en términos de acuerdo entre los involucrados. Bavaronews también consultó la posición del presidente de la Asociación de Hoteles del Este (Asoleste), Ernesto Veloz, quien dejo conocer, a través de su secretaria, que no tiene ninguna participación en este conflicto; en virtud que corresponde a los socios disputar ante la justicia la defensa y ocupación de sus espacios.

El Vik Hotel Arena Blanca y el Vik Hotel Cayena, están ubicados en la Playa Bávaro, y ambos suman cerca de 1.000 plazas. Cayena Golf es un complejo turístico con una inversión de más de 2,000 millones de pesos, de 72 Apartamentos y 48 Excel Suites, que fomentará empleos directo a más de 100 personas. El Consejo de Fomento Turístico (Confotur) aprobó su solicitud de Clasificación Definitiva de Proyecto Turístico.