JBavaro Banner 728x90

El motoconcho es un oficio que puede aportar ingresos de hasta RD$30,000 mensuales

Escrito por Julio González jgonzalez@editorabavaro.com.

Motoconchos esperan que se dé una reunión entre las diferentes asociaciones y la Junta Municipal para abordar el tema de las regulaciones y dotaciones.

Verón. En 1978, en el municipio de Haina, provincia San Cristóbal, inicia el servicio de motoconcho en la República Dominicana, actividad que con el paso de los años se convertiría en la modalidad de transporte más popular y refugio económico de más 300 mil personas en todo el país.

Pero la expansión se produce en 1982, a causa de una crisis de combustible que provocó el desplome del sistema de transporte público de pasajeros, a esto se le suma la caída de los ingenios azucareros que llevó al despido masivo de miles de trabajadores y el éxodo de la población rural hacia la urbe.

Cada día, son más las personas que invierten sus ahorros en la adquisición de una motocicleta y hace de cualquier esquina una parada de motoconcho. Aunque el motor, como se le conoce en el país, es el vehículo que ofrece menos seguridad a conductor y pasajero, posee la ventaja de que puede penetrar a los lugares más inhóspitos en menor tiempo, a diferencia de los demás medios de transporte.

Alberto Félix, presidente de la Asociación de Motoconchos de Verón-Punta Cana.

La zona turística Verón-Punta Cana es uno de los espacios del país donde el motoconcho mantiene una gran actividad de traslado de moradores y visitantes. Muchos de los que usan estos vehículos para ganar el sustento de sus familias, con años en el desempeño de este oficio, también han vivido experiencias transcendentales en su vida en la conducción de un motor.

Alberto Félix, presidente de la Asociación de Motoconchos de Verón-Punta Cana, dijo que alrededor de unos 270 motoristas hacen vida en unas 30 paradas de este distrito municipal, casi las 24 horas del día.

“La mayoría de nosotros somos padres de familia; trabajamos desde hace muchos años en esto, al servicio de la gente y viviendo el día a día, porque nuestro radio de acción es la calle. La gente nos conoce, confía en nosotros y creo que eso ha sido fundamental en el desempeño de esta profesión”, expresó Félix.

Manifestó que cubren todos los espacios del distrito municipal y los precios del traslado varían de acuerdo a la distancia. Asimismo, resaltó que en el Cruce de Verón, lugar donde se ubican, lo acompañan unos 25 motoconchos diariamente, con quienes comparte y mantiene una relación de trabajo armónica. 

Félix se desempeña como motoconcho desde hace 21 años, lo que le ha permitido conocer gran cantidad de personas, pero también ha pasado por situaciones de peligro en las cuales ha salido airoso.

“Un día un hombre que venía en otro motor impacto conmigo y me hirió la pierna, no por eso he dejado de trabajar porque me gusta esto, me siento a gusto con mi trabajo porque además me permite llevar el pan de cada día a mi casa”, señaló.

Félix aseveró que por la actividad que ejerce como motoconchista percibe un promedio mensual de unos RD$ 20 mil, pero aquellos que trabajan casi las 24 horas del día ganan hasta RD$ 30 mil.

“Ese salario mensual me da para comprar comida, pagar alquiler porque muchos de nosotros vive alquilado. Con eso cubrimos gastos de alimentación, luz y otros servicios”, añadió.

Detalló que un servicio, por ejemplo, del Cruce de Verón hasta Ciudad La Palma, puede costar RD$ 100 o 150, tomando en cuenta que debe atravesar el sector Domingo Maíz, que no se encuentra totalmente asfaltado y el motor corre el riesgo de dañarse.

El representante de los motoconchos en Verón-Punta Cana indicó que actualmente esperan por un censo efectivo por parte de la Junta Municipal, en aras de coordinar acciones que coadyuven a mejorar el servicio, y que la gente se sienta satisfecha de contar con motoristas ajustados a las exigencias de ley.

Igualmente, Valerio Villanueva, motoconchista de una de las paradas de Friusa, agregó que mientras espera por un empleo en alguno de los hoteles de la zona, ejerce esta actividad que le permite obtener ingresos para el sustento de su entorno familiar.

Villanueva aspira a que en esta parada se constituya una organización como en otros puntos, lo cual les permitirá la dotación de chalecos por parte de la Junta Municipal, como una vez se les prometió. Dijo que todavía no reciben respuesta al respecto, situación aún los tiene en incertidumbre, dado a que no cuentan con una información precisa al respecto.

“Dicen que nos van a uniformar, que nos van a equipar y ese rumor viene corriendo desde hace unos dos meses, pero todavía para acá no se han acercado para decirnos que es lo que realmente se pretende con los motoconchos, no sólo de Friusa sino de todo el distrito”, acotó Villanueva.

Muchos de ellos aseguraron que no han recibido una asistencia técnica en materia de orientación y dotación por parte de las autoridades de la Junta Municipal, para lo cual esperan por una pronta reunión en la que se concreten varios de los puntos que les permita fortalecer tanto la actividad como el servicio que brindan.

Fiscalización

Minoru Matsunaga, encargado de la Amet en la zona turística.El encargado de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) en la zona turística, Minoru Matsunaga, informó que de manera permanente esa institución desarrolla un trabajo de fiscalización con los motoconchos, para velar el cumplimiento de la ley en cuanto a la correcta circulación de los motores y la seguridad de los pasajeros que utilizan este medio de transporte.

Para ello, precisó que los agentes de la AMET se mantienen en varios puntos de control en todo el distrito municipal para chequear el uso de cascos, el traslado máximo de dos personas por motor, la visibilidad de la placa, el exceso de velocidad, entre otros aspectos.

La Ley de Movilidad, Transporte Terrestre y Tránsito, que entró en vigencia el pasado mes de marzo, establece un límite para el traslado de personas en carros públicos y motoconchos. Matsunaga resaltó que el nuevo ordenamiento jurídico indica que los conductores que violen la normativa serán castigados con multas que van desde un salario mínimo hasta 20, a los que provoquen accidentes lamentables de manera imprudente se les podrá cancelar la licencia de conducir desde uno a cinco años o reducirles puntos por incurrir en violaciones.

Enfatizó que las personas que se dediquen al motoconcho, tendrán que usar el número de la placa en un chaleco retro-reflectivo, usarán casco, y licencia de conducir aprobada por el Instituto de Tránsito. “Nosotros estamos permanentemente vigilando porque son muchos los motoconchos que constantemente violan estas disposiciones y prácticamente hay que estar arriba de ellos”, manifestó el encargado de la Amet en la zona turística.

Planes

La Junta Municipal Verón-Punta Cana informó, a través del Departamento de Relaciones Públicas, que se ha venido abordando en los últimos días un plan que busca garantizar una efectiva regulación de esta actividad, y que además “beneficiaria” a cada uno de los motoristas.

“Es un plan que aún no está totalmente elaborado y que una vez culminado, nosotros vamos a informar sobre el contenido del mismo, pero estamos trabajando en eso”, dijo Tatiana Alberto, relacionista pública de la Junta. Esta iniciativa cuenta con el aval de diferentes asociaciones de motoconchos de esta zona.