JBavaro Banner 728x90

Villa Esperanza pide arreglo de calles, alumbrado público y más oportunidades para la juventud

Escrito por Génesis Pache gpache@editorabavaro.com.

Verón. El sector de Villa Esperanza, conocido anteriormente como Villa Playwood, goza de gran popularidad, debido a que es uno de los sectores más antiguos de este distrito municipal, pero pese a esto al igual que otros barrios presenta muy marcadas carencias. 

Villa Esperanza no tiene sus calles asfaltadas ni el alumbrado completo, y los solares sin edificación lucen abarrotados de malezas. Otro mal que afecta esta sector son las riñas que con frecuencia se producen en los centros de diversión de esa localidad. Tanto comunitarios como residentes de este sector se quejan por todos estos males. 

Isabela Leonardo (María Villa Playwood), presidenta de la Junta de Vecinos de Villa Esperanza, expresa que uno de los principales problemas que enfrentan es que las calles están en muy malas condiciones. Señala que a esto se le suma que no hay aceras y contenes, pese a que la Junta Distrital prometió que en los próximos días iba a intervenir en ese sentido al sector.

“Nos faltan lámparas también, y la basura la están recogiendo. La delincuencia está un poco calmada, pero hay muchos haitianos que han llegado”, explica. Leonardo ve igualmente con precaución las riñas que se dan los fines de semana entre los residentes del mismo sector. 

Estas peleas se dan básicamente en los centros de diversión, como colmadones y otros centros de bebidas de Villa Esperanza. “La gente bebiendo a media noche parece que la bebida le hace daño y pelean”, argumenta. 

CARENCIAS 

El sector de Villa Esperanza no cuenta con un centro de recreación o parque, donde los niños puedan disfrutar y divertirse en las tardes. El único lugar de diversión sana con que cuenta, es el reconocido play de Verón o Play de Villa Playwood, donde algunos niños practican béisbol y hasta fútbol. 

Leonardo señala que otra gran carencia es la falta de cursos técnicos para los jóvenes del sector. En esta localidad, la falta de recreación para la juventud provoca que la gran cantidad de jóvenes que tiene ese sector se mantengan ociosos. 

Para la limpieza de los solares baldíos, los comunitarios se reúnen y realizan operativos de saneamiento, al igual que localizan a los dueños para que vayan a limpiar sus solares. La mayor cantidad de solares baldíos se encuentran en las inmediaciones del play. 

Manuel Espínola es un comerciante residente en Villa Esperanza, que ve como uno de los principales problemas de ese sector la gran cantidad de jóvenes que se encuentran ociosos, sin estudiar o realizar alguna labor productiva para su beneficio o el de la comunidad. 

“Hay mucha juventud desacatada; muchos problemas de vicios, como alcohol y drogas”, señala. Otra situación que Espínola destaca como adversa para ese barrio es la falta de servicio de agua potable. Esto así, debido a que no poseen el preciado líquido suministrado por un sistema compartido, al igual que el resto del distrito turístico Verón-Punta Cana. 

“Nosotros le pagamos el agua a una señora que tiene una bomba, y que se la facilita a casi la mitad del barrio. Cada rato, se le daña la bomba y está uno con el problema del agua”, advierte Espínola. 

El agua de uso diario es sacada del subsuelo, con la bomba sumergible que posee una de las personas residentes en la localidad. Pero como sucede en el resto de la zona, el preciado líquido sale del subsuelo contaminado con diferentes bacterias. 

La falta de una escuela pública en ese sector es otro inconveniente que tienen los residentes, debido a que los estudiantes deben trasladarse a las escuelas más cercanas en busca del pan de la enseñanza. Espínola expresa que en ese sector hace falta una escuela pública con aulas suficientes para acoger a decenas de niños de esa barriada. 

Félida Tolentino, residente en Villa Esperanza por más de 20 años, se suma a los demás residentes que entienden que la gente de este lugar merece una mejor suerte. Tolentino enumeró dentro de las problemáticas la falta lámparas en las calles, debido a que hay lugares que durante las noches son muy oscuros, por la falta del alumbrado público. 

OPERATIVOS 

El sector de Villa Esperanza es uno de los barrios de este distrito donde más patrullaje policial se realiza. Sus residentes reconocen que la Policía Nacional desarrolla muchos operativos en esa área, por lo que los atracos y robos son poco frecuentes en este sector.

Tolentino también se quejó de que la Policía va a ese sector y detiene a los menores de edad, según ella sin haber cometido ningún delito. En las incursiones policiales se han incautados armas blancas, de acuerdo a los moradores. 

Leonardo, como presidenta de la Junta de Vecinos del sector, ha solicitado ya a las autoridades distritales el arreglo de las calles y la colocación de las lámparas que hacen falta en Villa Esperanza. 

El arreglo de las calles ha quedado pendiente, según lo que expresó Leonardo, debido a las constantes lluvias que han caído en todo el país en los últimos meses, producto de los frentes fríos que han azotado el área del Caribe. La mitad del sector de Villa Esperanza no tiene el alumbrado de las calles.