JBavaro Banner 728x90

Enfermeros de La Romana se movilizan en protesta por mejores condiciones laborales

Escrito por Edgar Moreta emoreta@editorabavaro.com.

Enfermeras en la explanada del hospital Arístides Fiallo Cabral.

La Romana. El pasado martes 21 el personal de enfermería realizó un paro de labores en los hospitales Arístides Fiallo Cabral y Francisco A. Gonzalvo de La Romana, exigiendo nombramiento de más personal en esta área.

En la misma participaron enfermeros de ambos hospitales pidiendo que se mejoren las condiciones en las que trabajan estas personas, la cual catalogan como “inhumanas” y buscan que se resuelva de manera urgente. Andrés  Otaño Rodríguez, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enfermería (Sinatrae), exclamó que si esta problemática continúa, desistirán de sus trabajos hasta que no haya una solución.

“No volveremos a trabajar si no se nombra personal; nosotros estamos trabajando con tres enfermeras, las cuales no dan abasto para la cantidad de pacientes que acuden, nombramientos en este Hospital Arístides Fiallo Cabral, es lo que queremos y si las autoridades no nos escuchan no trabajaremos”, expresó durante el paro.

Las enfermeras relataron las precariedades con la cual están laborando en este centro de salud. “Nosotras estamos atendiendo hasta 40 pacientes y no podemos ofrecer un servicio de calidad, por eso varias veces hemos tenido problemas con familiares de pacientes que quieren que le atiendan su familiar, pero son demasiadas personas que atender y somos humanas no podemos atenderlos a todos”, dijo la enfermera Dania Acosta.

De su lado, la enfermera Rosa Peña propone que se traslade personal que laboran en el recién nombrado hospital materno infantil Francisco A. Gonzalvo, hasta que se resuelva el caso con los nombramientos. “Que traigan enfermeras de allá para cubrir las que hacen falta aquí mientras se resuelve el problema, pero definitivamente de esta forma no podemos trabajar, estamos de frente con los pacientes y solo 9 no dan abasto para todos los casos que llegan”, expresó Acosta.

Otra de las afectadas dice que en muchas ocasiones tienen jornadas laborales hasta de 18 horas, debido a la gran cantidad de personas. “Los fines de semanas y días festivos son más exigentes, hay que trabajar hasta 18 horas, algo que no es saludable para ninguno de nosotros. Por lo tanto, pedimos que nombren nuevos médicos o reintegren a los pensionados, pero esto no puede seguir así”, expresó Federico de la Rosa.

Afirmaron que apoyan las luchas que conllevan las juntas de vecinos de los sectores del Municipio de Villa Hermosa en reclamo de un hospital público para esta localidad, ya que la mayoría de pacientes provienen de ese referido municipio.

“Es una injusticia, un abuso hacer este traslado, donde la gran masa de pacientes viene de Villa Hermosa; las autoridades de Salud no tomaron en cuenta eso y el pueblo está pagando las consecuencias”, explicó el dirigente sindical Otaño Rodríguez. En lo que respecta a la necesidad de equipos, refirió que los pacientes acuden a otros lugares, porque en el hospital no hay ni un tomógrafo.

Este paro duró 48 horas y el personal de enfermería estuvo atendiendo pacientes sólo en horas de la tarde. Estos se apostaron en la explanada de ambos hospitales, exclamando todo tipo de consignas alusivas a sus reclamos.  Estas reclamaciones se estarán realizando en toda la geografía nacional e inició por la región Este, específicamente en la provincia de La Romana.

Emergencia del hospital Fiallo Cabral.

PACIENTES, LOS MÁS AFECTADOS 

El subdirector del Hospital Arístides Fiallo Cabral, José Antonio Ávila, indicó que este tipo de paro afecta directamente a los usuarios que acuden a buscar algún servicio, pero a la vez son conscientes del reclamo de las enfermeras en los hospitales públicos.

“Esto es una lucha que los enfermeros y enfermeras realizan con la intención de que se nombre más personal, y la misma se realiza a nivel nacional. De una manera u otra afecta a los usuarios directamente, ya que no son atendidos”, expresó Ávila.

A casi un mes del traslado de los servicios de traumatología al hospital del Seguro Social y convertir el Francisco A. Gonzalvo  en materno infantil, las autoridades se han enfrentado a varias situaciones.

Ávila afirma que todos los inicios son difíciles, pero que “poco a poco” el centro trabaja para cumplir con las expectativas. “Nosotros estamos tratando de dar un servicio de calidad a los pacientes; ningún cambio es fácil al inicio, pero estamos haciendo lo necesario para ofrecer un servicio de calidad”, sostiene Ávila.

En dicho centro se ha triplicado la cantidad de emergencias que recibía anteriormente. Reforzaron la seguridad con un portón de contención y acondicionaron gran parte del lugar.

Las autoridades del antiguo Hospital del Seguro aseguran que se están dando los servicios traumatológicos y otras especialidades de manera normal.

Mientras que el Hospital Francisco A. Gonzalvo está en una etapa de remodelación para atender solamente casos de maternidad y pediatría.