JBavaro Banner 728x90

Residentes de Los Ríos de Anamuya piden reductores de velocidad y servicios básicos

Escrito por Yeimy Puello ypuello@editorabavaro.com.

Entrada principal al sector de Anamuya.

Higüey. Moradores del sector Los Ríos de Anamuya piden a las autoridades  la implementación de reductores de velocidad en la avenida que comunica el Distrito Municipal La Otra Banda con el municipio cabecera, con la finalidad de disminuir los accidentes de tránsito que ocurren a diario en esa intersección.

El vicepresidente de la asociación de motoconchos de la localidad, Franklin Augusto, dijo que a diario ocurren aproximadamente 10 accidentes, cuando los moradores y visitantes de esa localidad intentan cruzar la avenida, sin importar que sea en vehículos como de forma peatonal.

Aseguró que en varias ocasiones se han dirigido a las autoridades locales, para que solucionen la situación que ya ha generado pérdidas humanas y traumas severos a munícipes. “Ellos conocen el problema que nos aqueja; en innumerables ocasiones yo he visitado los diferentes medios de comunicación del municipio para que las autoridades no aleguen desconocimiento”, puntualizó Augusto.

De su lado,  el presidente de la Junta de Vecinos “Lucha y Desarrollo Los Ríos I”, Ignacio Mercedes Santana, expresó que no solo los motoconchistas del sector son los que han denunciado esta problemática, sino que ellos también han pedido al Ayuntamiento la colocación de los reductores, específicamente en la bomba de gasolina que está frente a la entrada del barrio.

“La respuesta que recibimos, es que es muy poca calle para poner reductores. Pero seguiremos pidiendo a las autoridades del municipio que resuelvan esta situación, porque no podemos seguir perdiendo vidas”, enfatizó Mercedes Santana.

Indicó que hasta ahora no existe ninguna señal de tránsito que indique que en ese tramo de la avenida entran y salen una cantidad de peatonales y vehículos.

En su intervención, Mercedes Santana enfatizó que el sector presenta otros problemas, y citó que las 35 calles que componen el barrio están polvorientas, sin alumbrar, llenas de maleza,  sin contenes ni aceras, porque  ninguna recibió asfalto, situación que surge  debido a que el barrio no fue incluido en el presupuesto participativo del año que finaliza.

Agregó también que esa zona también padece de la falta de agua potable, y tienen que abastecerse de un pozo que el Ministerio de Agricultura acondicionó  para los habitantes, pero que por el aumento de la población existen áreas que tienen que recurrir a la compra de cubetas del preciado líquido.

Mercedes Santana señaló que el servicio de la recogida de basura es otro gran problema que le afecta al barrio, porque una vez a la semana es que el camión recolector pasa por ese lugar. Asegura que en otras ocasiones no lo hace, provocando la creación de vertederos improvisados en diferentes esquinas o calles del referido lugar.

Además, dijo que en los últimos meses por el cambio de dirección la crecida y desbordamiento del rio Quisibani, el sector ha pedido 7 casas por los  derrumbes  ocasionados.