JBavaro Banner 728x90

Orientan sobre síntomas y tratamiento para combatir los efectos de la tos ferina

Escrito por Génesis Pache gpache@editorabavaro.com.

La tos ferina es una enfermedad altamente contagiosa.Verón. Según el Boletín Epidemiológico Semanal número 37 de la Dirección General de Epidemiología (Digepi) del Ministerio de Salud Pública y su Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica en el país se han notificado 93 casos de tos ferina, de los cuales han fallecido tres personas.

El boletín explica que en la semana 37 (que vas desde el 9 al 15 de septiembre) se reportaron seis casos probables de tos ferina en niños con un rango de edad de 22 días y 3 meses, residentes en los municipios Santiago (2 casos), Santo Domingo de Guzmán, Azua, Moca y Los Alcarrizos con un caso cada uno.

Según el reporte hay un acumulado durante las últimas cuatro semanas de 16 casos todos de patrón de distribución aislados. A pesar de que en la provincia La Altagracia y específicamente en Verón-Punta Cana no se han reportado casos de tos ferina la pediatra Julissa Grullo, directora del Centro Pediátrico Oscar de la Renta, explica que la tos ferina es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa.

Señala que esta enfermedad provoca una tos convulsiva, contante, que no para. “El paciente una vez empieza a toser no puede parar la tos y continua y continua. En los bebes, pacientes que tienen edades extremas como los bebes y los ancianos, esta enfermedad puede ser tan grave que los puede llevar a la muerte”, indica.

La pediatra manifiesta que la tos ferina hace que al bebé no le llegue la cantidad de oxígeno suficiente al cerebro y que tenga convulsiones. También le puede producir hernias y prolapso rectal.

Grullón precisa que la tos ferina la causa la bacteria Bordetella pertussis. Comenta que hay una vacuna para esta enfermedad y que los bebés la reciben a los dos meses cuando se le pone la pentavalente (dentro de sus cinco componente está la tos ferina).

El refuerzo de esa vacuna es a los cuatro meses y luego a los seis meses. Se le vuelve a repetir a los 18 meses con la DPT (difteria, tétate y tosferina). “Cuando el paciente está vacunado y esas vacunas han sido eficientes, esa enfermedad no se le contagia”, agrega.