JBavaro Banner 728x90

Donald Trump anuncia el fin de las maniobras militares en Corea y regresa a Estados Unidos

Escrito por Fuente Externa redaccion@editorabavaro.com.

El ministro de Exteriores de Singapur despide a Donald Trump tras la histórica cumbre.

Washington. Antes de partir de Singapur con el bolsillo lleno de una buena cosecha, el presidente estadounidense Donald Trump dio una rueda de prensa para ofrecer detalles de su histórica cumbre con Kim Jong-un. “Sólo los valientes consiguen la paz”, sentenció. Y con un “no podía hacer más”, se marchó hacia EE.UU.

Trump se mostró muy satisfecho con el resultado aunque reiteró que las sanciones contra el país comunista no se levantarán hasta que las armas nucleares “dejen de ser un factor”.

Al ser interrogado sobre las concesiones que tuvo que hacer, el político republicano aseguró: “Ninguna, salvo que, sí, accedí a reunirme”.

En cambio, Estados Unidos recibió una promesa de desnuclearización, la puesta en libertad de tres rehenes estadounidenses y una suspensión de las pruebas de misiles y nucleares durante siete meses, subrayó.

Pero Estados Unidos sí ofreció algo también: la suspensión de los “juegos de guerra” en la península de Corea.

Trump consideró que la suspensión de las maniobras militares conjuntas con Seúl en la península coreana supondrá, además de un gesto político concreto, “un tremendo ahorro” para Estados Unidos.

“Hemos hecho estos ejercicios durante mucho tiempo junto a Corea del Sur”, dijo Trump, quien calificó las maniobras como “muy provocadoras” y afirmó que “bajo las actuales circunstancias, es inapropiado realizar juegos de guerra”.

“Es algo que apreciará (Corea del Norte)”, evaluó. No indicó, sin embargo, cuándo se suspenderían estas maniobras, que son una parte importante del acuerdo de seguridad de Estados Unidos con Corea del Sur.

Washington tiene en la actualidad 28.500 soldados estacionados en el país aliado como elemento disuasorio de las amenazas norcoreanas.

También señaló que invitará a Kim a visitar la Casa Blanca, algo a lo que el dirigente norcoreano se mostró dispuesto, y agregó que él estaría abierto a ir a Pyongyang, pero dejó entrever que esto podría tardar un tiempo, ya que ocurrirá “a su debido tiempo”. “Queremos avanzar un poco más en el camino”.

Nunca ha habido una visita de un presidente estadounidense en activo al aislado país comunista, si bien los ex mandatarios Jimmy Carter (1994) y Bill Clinton (2009) estuvieron en Corea del Norte para llevar a cabo misiones diplomáticas.