JBavaro Banner 728x90

La ONU intenta movilizar a países para dar ayuda humanitaria a refugiados palestinos

Escrito por Fuente Externa redaccion@editorabavaro.com.

El responsable de la agencia de la ONU se reunió el pasado martes en Ginebra con embajadores de numerosos países

Ginebra. La ONU intenta movilizar a potenciales países donantes para cubrir los 300 millones de dólares de ayuda a los refugiados palestinos que Estados Unidos ha decidido recortar este año y, aunque todavía no hay promesas firmes varios han aceptado adelantar sus contribuciones.

Una decena de países, todos europeos excepto Kuwait, están adelantando sus respectivas transferencias a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa), para poder mantener operativas todas sus instalaciones, incluidas escuelas y hospitales, dijo este martes su comisario general, Peter Krahenbuhl.

Aunque ninguno ha hecho una promesa firme de que aumentará su donación, “hay señales alentadoras” de varios países de que están dispuestos a revisar al alza su ayuda a los refugiados palestinos que se encuentran en los territorios ocupados por Israel, así como en Jordania, Líbano y Siria, comentó.

El avance del dinero que recibirá la Unrwa le permitirá continuar funcionando de manera normal en los primeros meses del año, pero Krahenbuhl advirtió que, si no se reciben más recursos de otras fuentes, “llegaremos a una situación muy crítica en algún momento del año”.

El responsable de la agencia de la ONU se reunió el pasado martes en Ginebra con embajadores de numerosos países a los que presentó una petición revisada de fondos por un total de 800 millones de dólares, destinados a programas de emergencia para refugiados en Gaza y Cisjordania, así en los países vecinos.

Como reacción a la decisión de la Asamblea General de la ONU de condenar la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, la Administración del presidente Donald Trump comunicó formalmente a la Unrwa que su financiación anual pasará de 360 millones de dólares el año pasado a 60 millones de dólares en 2018.

Hasta ahora, “EEUU había sido un donante estable, predecible y un donante muy generoso a lo largo de décadas”, de forma independiente de las relaciones que Washington podía tener con las autoridades palestinas, reconoció Krahenbuhl.