JBavaro Banner 728x90

El efecto Trump en la industria turística de Estados Unidos

Escrito por Fuente Externa redaccion@editorabavaro.com.

Donald Trump, presidente de Estados UnidosWashington. Las controversiales posiciones políticas del presidente estadounidense Donald Trump no han sido buenas para la industria turística de ese país.

La polarización del debate político y las políticas migratorias que singularizan a los nacionales de ciertos países, han espantado a muchos visitantes, algo que los empresarios del turismo están empezando a cuantificar.

El caso de los visitantes mexicanos a Estados Unidos es un buen reflejo de esta tendencia.

En su campaña presidencial en 2016, Donald Trump llegó a tratar de violadores y adjetivos similares a los inmigrantes mexicanos.

Por eso, no es de extrañar que muchos potenciales turistas de ese país no se sientan tan bienvenidos en Estados Unidos en la era Trump.

Pero eso le va a costar dinero a la economía estadounidense. Cada año cerca de 70 millones de extranjeros de todas las nacionalidades llegan como turistas o visitantes temporales a Estados Unidos.

Los mexicanos son la segunda nacionalidad más representada entre los visitantes extranjeros a Estados Unidos, apenas superados por los canadienses.

Uno de cada cuatro turistas extranjeros en el país tiene pasaporte mexicano.

Y en 2017 muchos de ellos cancelaron sus visitas. Entre enero y septiembre de 2017 el número de visitantes mexicanos a Estados Unidos cayó en 6% comparado con el mismo periodo en 2016, según cifras oficiales del gobierno de EE.UU.

Efecto Trump

La presidencia de Donald Trump ha caído como un balde de agua fría en el crecimiento de la industria turística estadounidense.

En los primeros cinco meses de 2017, el número absoluto de visitantes extranjeros cayó en cerca de un millón de personas, una disminución del 2,8% frente al año anterior.

Una estimación de la consultora Oxford Economics, citada en el diario The New York Times, calculaba el costo solo en el primer trimestre de 2017 en US$2.700 millones.