JBavaro Banner 728x90

Los Cabos: paraíso para turistas; un infierno para sus habitantes

Escrito por REDACCIÓN BÁVARONEWS.

La violencia mortífera en Los Cabos no ha afectado a los turistas

México. En su búsqueda por reclutar a soldados de a pie, el cartel tuvo pocas dificultades para atraer a Edwin Alberto López Rojas, de 18 años: él era quien los estaba buscando.

Admiraba el estilo de vida y el poder de los narcotraficantes. Y veía el dinero que pensaba que ganaría como una oportunidad para unirse a las filas de la élite internacional que se pavonea por los centros turísticos de lujo: aunque están a solo unas cuadras, parecen estar a millones de metros de distancia de los vecindarios empobrecidos como aquel en el que creció López Rojas en Los Cabos, destino turístico ubicado en la punta sur de la península de Baja California.

El 28 de julio, el joven le dijo a sus familiares que el Cartel Jalisco Nueva Generación le había dado un auto, dinero en efectivo y unas drogas para vender. Ocho días después, yacía muerto de un disparo a manos de un atacante no identificado en una calle de San José del Cabo.

Su muerte es una de cientos que han ensangrentado esta región alguna vez pacífica: los homicidios se han triplicado este año en comparación con el mismo periodo de 2016, un aumento que ha dejado atemorizados a los residentes, ha atormentado a funcionarios y ha alarmado a líderes del sector turístico. Una ola de violencia similar ha aquejado al estado de Quintana Roo, en la costa caribeña, donde se encuentran las ciudades turísticas de Cancún, Playa del Carmen y Tulum.

El reporte escrito por el periódico New York Times asegura que el incremento repentino de los asesinatos llevó al Departamento de Estado de Estados Unidos a incluir en su más reciente alerta de viajes a varios municipios y ciudades de Quintana Roo y de Baja California Sur, entre ellos La Paz y Los Cabos.

La violencia mortífera en Los Cabos no ha afectado a los turistas; de hecho, ha pasado lejos de su mirada en las partes más pobres de San José del Cabo y Cabo San Lucas, las principales localidades del municipio de Los Cabos. Buena parte se debe a los enfrentamientos entre grupos criminales que se disputan el control de rutas en la península y de actividades criminales como la venta de drogas a turistas.

Pero los líderes comunitarios y activistas locales también recalcan que la violencia es un síntoma de los graves problemas que asedian a los sectores populares de la región y que es un reflejo del descuido gubernamental que se ha dado desde hace años.