JBavaro Banner 728x90

Corea del Norte dice que esperará “un poco más” para atacar a la isla de Guam

Escrito por Fuente Externa redaccion@editorabavaro.com.

Kim Jong Un.

Corea del Norte. El dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, aseguró el pasado martes que ha decidido “esperar un poco más” antes de decidirse sobre el hipotético ataque a la isla de Guam, horas después de que el jefe del estado Mayor del ejército estadounidense, el general Joseph F. Dunford Jr, dijera que la prioridad en esta crisis es la “presión económica y diplomática”, no la opción militar.

Ambas declaraciones se inscriben en la dinámica habitual de estas escaladas verbales, en las que oleadas de retórica destinadas a disparar la tensión se ven sucedidas por gestos que pretenden apaciguarla a la espera de la siguiente ronda. En este caso, el rifirrafe dialéctico podría reactivarse muy pronto ya que las fuerzas norteamericanas y surcoreanas inician unas enésimas maniobras militares en la Península el próximo día 21.

La agencia oficial norcoreana KCNA distribuyó imágenes de la visita de Kim Jong Un a la supuesta base de misiles a la que se ordenó preparar la acción contra Guam, cuyos responsables le explicaron el plan diseñado a tal efecto. También se podía ver una instantánea de la principal base área de la isla norteamericana en una pantalla situada tras el líder norcoreano para incidir en el simbolismo del mensaje.

“Para rebajar la tensión y evitar un peligroso conflicto militar, Estados Unidos debe detener a la vez las provocaciones arrogantes y las demandas unilaterales”, indicó el mandatario. Pero si “persisten en sus acciones extremadamente peligrosas”, su país pondría en práctica “la importante decisión que ha anunciado”, añadió en referencia al hipotético asalto contra Guam. Numerosos especialistas y la propia agencia surcoreana Yonhap coincidieron en que esta nueva alocución puede indicar que “no hay un plan inminente de disparar misiles”, según opinó el medio de Seúl. El gesto norcoreano se sumó al que había realizado en la capital surcoreana el principal general norteamericano, Josehp F. Dunford Jr., que se personó en el país asiático para analizar la presente crisis y puntualizó que “la dimensión militar” está supeditada a los “esfuerzos diplomáticos y económicos”.

“Una guerra aquí, en la Península, sería horrible, por eso estamos tan centrados en obtener una salida pacífica. Nadie quiere una guerra”, precisó. Corea del Sur acoge a cientos de miles de norteamericanos, entre ellos a 28.500 militares -muchos de ellos con sus familiares-, al alcance de la artillería y los cohetes norcoreanos.