JBavaro Banner 728x90

Jóvenes de La Ceiba sueñan ser grandes ligas, pero practican en un solar prestado

Escrito por Ilquis Alcántara ialcantara@editorabavaro.com.

Los niños de La Ceiba tienen la esperanza de que le construyan un estadio para poder practicar béisbol.

Verón. Decenas de adolescentes y jóvenes de La Ceiba se levantan temprano todos los días para trabajar y así poder construir sus sueños de jugar béisbol profesional en las Mayores, pero todo se dificulta cuando en ocasiones no tienen siquiera donde practicar.

Melvin Castro y Abel Rodríguez, de 22 y 24 años de edad, son dos jóvenes de este sector que practicaban béisbol, pero decidieron retirarse al no poder lograr el objetivo de firmar. Ambos dirigen la liga de La Ceiba, tratando de preparar a niños y adolescentes para que puedan alcanzar sus sueños, aunque no tengan las condiciones necesarias, sobre todo un estadio.

“Nosotros creamos esta liga porque vimos la necesidad de estos niños, que mostraban su deseo y pasión por este deporte, pero no tenían quien los instruyeran”, dijo Castro.

Indicó que desde hace tiempo, el béisbol no cuenta con las condiciones para ser practicado en La Ceiba, ya que cuando ellos lo hacían era por una persona que se trasladaba desde Higüey e iba tres veces a la semana a entrenarlos en un solar, donde tenían que caminar varios kilómetros para poder llegar.

Asimismo, Castro expresó que esta liga que cuenta con alrededor de 50 niños, desde 7 hasta 16 años de edad, tiene como necesidad primordial un estadio, pelotas y una malla para las prácticas de bateo.

Explicó que tiempo atrás practicaban en un solar que un vecino de la comunidad les había prestado, pero recientemente tuvieron que abandonarlo, ya que el propietario se lo solicitó.

“Esto es un bonito proyecto que tenemos, porque aquí hay niños de diferentes edades hasta los 16 años, y esos son parte del futuro del mañana con el que estamos ayudando a que no estén en los malos caminos”, indicó Castro.

Ahora mismo, estos jóvenes entrenan en otro solar que un buen samaritano les cedió, que no tiene las condiciones para la práctica de este deporte, pero ahí pueden entrenar por el momento, con la incertidumbre de ser desalojados nuevamente.

Estos adolescentes son preparados hasta los 16 años, que es la edad en que pueden ser firmados por un equipo de las Grandes Ligas; luego son llevados a las pensiones de San Pedro de Macorís, para tener la oportunidad de participar en las pruebas de los scout y lograr pactar contrato.

Recientemente, se trasladaron dos pitcher hacia la Academia José Canó para participar en los sorteos venideros. El dirigente explicó que en varias ocasiones han intentado realizar torneos, pero por no contar con un estadio se les ha dificultado hacerlo.