JBavaro Banner 728x90

Pelea de gallos: pasión entre afición y dinero

Escrito por Jean Garrido redaccion@editorabavaro.com.

El Ministerio de Hacienda publicó que hasta octubre de este año en las apuestas deportivas se han recaudado cerca de mil millones de pesos.

Verón. El gallo en la cultura dominicana representa valor y coraje, una criatura orgullosa que defiende lo que es suyo y lucha para lograr sus metas. Los galleros ponen a prueba esos atributos en los enfrentamientos a muerte que protagonizan esos animales en las galleras del país.

Según un informe del Ministerio de Hacienda, cada año se apuestan más de RD$150,000 millones de pesos en los casinos, galleras y bancas deportivas. No obstante, debido a la poca regularización en ese sector, el Estado dominicano, hasta octubre de este año, sólo pudo recaudar por impuestos cerca de mil millones.

Y a pesar de que varios países, como Estados Unidos, han prohibido las peleas de gallos, esta práctica no ha parado de crecer en República Dominicana, y ya muchas personas la utilizan para entretenerse algunas tardes, y sobre todo para ganar dinero a través de las apuestas.

“Generalmente, uno apuesta de 2 mil hasta los 15 mil pesos, todo depende de las posibilidades de cada uno”, dijo Mario Martínez, un jugador y criador de gallos de Higüey. “No obstante, hay gente que se excede y apuestan hasta 1 millón de pesos”, agregó.

Las criaturas se ven envueltas en enfrentamientos sin rounds ni puntuaciones; simplemente existe la muerte súbita, en la que prevalece el más resistente, sangriento y tenaz, y los criadores apelan a sus creencias religiosas, científicas y de brujería para apoyar a sus apuestas.

“Pero la realidad es que yo nunca he visto a nadie hacerse rico por andar apostando”, aclaró Martínez. “Lo que uno se gana hoy, viene mañana y lo apuesta todo y lo pierde. Y si no es así, entonces sucede al otro día. Es algo inevitable”, explicó entre risas el gallero Martínez.

Según Dany Torres, presidente de la Asociación de Dueños y Arrendatarios de Galleras de Santiago, sólo en la región norte existen 659 galleras que cuentan con más de 1,300 propietarios, en donde el principal atractivo, luego de la pelea, es el dinero que se mueve entre ellas.

“En cada una de esas galleras existen voladeros (jaulas para criar gallos) que sirven de crianza, porque profundamente, ahí es que está el gusto en esto, uno juega a ser Dios”, explicó Dany.

A pesar de la pasión que puede generar a los practicantes que consideran que es un deporte, para los que no están acostumbrados les puede resultar una crueldad sangrienta y sin sentido, que puede volcar a ser no apta para todos. Sin embargo, en la cultura dominicana siempre será conocida la “palabra de gallero” que el expresidente de la República, Hipólito Mejía, dijo una vez que valía más que la de un político, y el deporte siempre estará inmortalizado en los merengues de reputados intérpretes de este género musical, como Ángel Viloria y Juan Luis Guerra.